3 razones por las que debes emprender un negocio con sentido

3 razones por las que debes emprender un negocio con sentido

Llevo muchos años (y cuando digo muchos, son muchos comparados con los años que tengo de vida), los cuales he dedicado al mundo laboral, a cumplir con eso que me propuse de joven que fue estudiar muy juiciosa, obtener un título profesional y buscar un trabajo en una gran compañía. En efecto, desde muy niña he logrado lo que me he propuesto, he seguido las normas, he cumplido órdenes y, por consiguiente, he cumplido algunos sueños y metas.

Sin embargo, la vida no es tan cuadriculada y perfecta como yo lo creía. No siempre el propósito de tu vida es obtener cosas materiales y entregar tus días, tu vida, tu tiempo y tus mejores años a hacer cosas que ya no te hacen bailar el alma. En ese punto me encontraba yo, buscando un salvavidas, un motivo para vivir, sí… digo para vivir, porque en medio de la rutina a veces hasta pierdes el rumbo de tu vida, te encuentras sin sentido y sin motivos más que cumplirle a otros, ya sea a tu familia, tus hijos, tu jefe, y al final te olvidas de la persona más importante, de ti misma.

Mientras buscaba opciones, entre las cuales estaba irme del país pensando que afuera no iba a tener ese vacío que invadía mi alma, me preguntaba: “¿hay algo más para mí?”, “¿vine a este mundo solo a esto?”´, ¿qué es lo que más me gusta hacer en la vida?…

Y poco a poco, la vida me fue entregando las respuestas, me fue mostrando el camino, me empezó a guiar hacia una de mis pasiones, que no recordaba que tenía, que es servir y ayudar a otros. Comprendí que no hay satisfacción más grande que dar lo mejor de ti a otros, que poner tu historia y tu vida al servicio de quienes la necesiten para mostrarles un camino que tú ya has recorrido, e iluminar la vida de otros. Y fue así como fui descubriendo que cualquier negocio que se te ocurra, si lo haces con disciplina y dedicación, probablemente te va a generar ingresos, cumplirás sueños y tendrás una vida cómoda. Sin embargo, un negocio con sentido es el que te permite inspirar a otros, transformar vidas, dejar un legado, construir un mundo mejor y, por ende, no será un negocio ya, se convertirá en tu pasión y propósito por el cual, además, vas a tener una retribución económica que por ley de la compensación, mientras más des a los otros de ti, más recibirás.

Tal vez aún estés, como yo lo estuve un día, sin saber qué hacer, ni cómo hacerlo. Lo que sí te quiero contar hoy son las razones por las cuales sí lo debes hacer y cuanto antes mejor.

  1. Porque el tiempo no regresa:

Te digo esto porque cerca de mi próximo cumpleaños he dado una mirada atrás para revisar qué he hecho, en quién me he convertido, en qué momento dejé de estar en los veinte, y aunque llena de gratitud por lo que ya he hecho y construido, es importante ser conscientes de que el tiempo no vuelve atrás, que si estás invirtiendo tu tiempo en algo que no te hace feliz es momento de decir STOP y entregar tu vida a lo más valioso, a ti. Ser fiel a ti mismo y a tu misión y propósito en esta tierra, que estoy más que segura que va más allá de tener títulos, casas y carros que en muchas ocasiones ya ni te hagan feliz, para invertir tu tiempo en experiencias, en sueños cumplidos, en hacer eso que tanto miedo te da y que al tiempo te llena de ganas y motivación, y que al final, cuando llegue el día de trascender, te puedan recordar por lo feliz que fuiste y lo mucho que disfrutaste tu vida a punto de ser ejemplo, motivación e inspiración para otros.

  1. Porque mereces abundancia con calidad de vida:

Por mucho tiempo he podido conocer muchas personas muy exitosas en sus profesiones, a las cuales admiro demasiado por lo mismo. También he podido observar un factor común en muchos de ellos, y es que mientras más ganas y más trabajas, menos tiempo tienes y menos disfrutas.

Es irónico e injusto a la vez ver cómo crees que con dinero puedes hacer todo lo que desees. Sin embargo, dinero sin tiempo para hacer lo que deseas tampoco tiene mucho sentido. En ese orden debes dejar atrás sueños tan básicos e importantes del ser humano como tener una familia, porque simplemente no tendrás tiempo para ellos. O en el mejor de los casos la tienes, y termina no siendo una felicidad, sino una carga, porque el tiempo no te alcanza para trabajar, proveer y disfrutar. Una vez que aceptes la abundancia como algo que por naturaleza te corresponde y trabajes en ti para descubrir lo que puedes dar al mundo, podrás tener ese equilibrio de abundancia con calidad de vida. Comprendiendo que lo uno no debe ser excluyente de lo otro.

  1. Porque el mundo cambió:

Si te das cuenta, el mundo está requiriendo que eleves tus niveles de consciencia, que cambies, que te adaptes, que despiertes, que te transformes y que comprendas que lo que antes era éxito ya no lo es hoy. Si te das cuenta, las personas más exitosas hoy ya no son las que más tienen, sino las que más dan, si, las que más dan al mundo para construir, para crecer, para aportar y para transformar la vida de otros.

Muchos ejemplos claros existen de empresarios exitosos que abandonaron todo por perseguir sus sueños y sus pasiones, o por el solo hecho de disfrutar con sus familias. Entonces, el éxito ahora no es lo mucho que tendrás, sino en quién te convertirás en medio de los cambios del mundo y qué tendrás para ofrecer como ser humano a otros, con el fin de construir sociedad, de contribuir, de aportar y de ayudar a otros también a transformarse.

Es hora de agradecer lo que hemos hecho hasta ahora, hacer un alto y escuchar nuestra alma que sabe perfectamente cuál es nuestra misión y propósito, perseguir nuestros sueños sabiendo que si es posible un equilibrio en la vida y enfocarte en ser feliz, en ayudar a otros y en construir un ingreso que te permita el día de mañana vivir en plenitud, en propósito y en libertad. Siendo el dueño de tu vida e inspirando a otros a hacerlo también.

Al final de mi historia, para no dejarte el cuento sin terminar, después de mucho preguntar a la vida fui guiada hacia mi misión de contribuir al crecimiento y transformación de otros. Hoy parte de mi propósito es ayudar a que tú también descubras el tuyo y que puedas vivir una vida que al final haya valido la pena vivirla.

Así que si sientes que estás listo para emprender un negocio con sentido, cambiar tu vida y ayudar a otros, estoy lista también para contarte cómo lo puedes hacer y ayudarte en el proceso.

Y recuerda, LO ÚNICO QUE IMPORTA ES QUE SEAS FELIZ, LA ABUNDANCIA TE CORRESPONDE SI ERES FELIZ Y VIVES UNA VIDA CON PROPÓSITO.



Deja tus comentarios aquí: