4 alimentos que sabotean el sueño

alimentos que sabotean

Hay personas que evitan el café o té verde en horas de la tarde para impedir que la cafeína altere el ciclo del sueño, pero ¿sabías que hay ciertos alimentos que también pueden afectarte a la hora de dormir?

Si eres de los que le provoca un helado en las horas de la tarde, prepárate para una noche de inquietud. Resulta que este alimento es rico en grasa, aproximadamente 17 gramos por media taza. Y seamos sinceros, ¿quién se come solo media taza de helado?

La grasa se digiere de manera más lenta que los carbohidratos y las proteínas. Así que si comes alimentos altos en grasas una o dos horas antes de ir a dormir, es muy probable que tu digestión esté aún activa y pueda alterar tu sueño.

Además de la ralentización de la digestión, se suma la combinación de los ácidos del estómago, contracciones, además de que la posición horizontal incrementa el riesgo de reflujo y hace que los jugos gástricos lleguen al esófago causando acidez.

Algunos tipos de chocolate pueden tener el mismo efecto que tiene el café. El chocolate negro en particular tiene altas dosis de cafeína.

Ejemplo: un chocolate con 87 % de cacao tiene 41 miligramos de cafeína, parecido a lo que te tomarías con un café espresso. Asimismo, el chocolate contiene teobromina que es otro estimulante. Así que el chocolate no es una buena opción si estás a punto de dormir.

  • Comida picante.

La comida picante acelera temporalmente tu metabolismo y se asocia con demora en conciliar el sueño, incluso en despertarte durante la noche. Esto es debido a la capsaicina que se encuentra en los pimientos (ají picante) la cual afecta la temperatura del cuerpo e interrumpe el sueño. En algunas personas, la comida picante puede provocar gases perturbadores del sueño, calambres estomacales y acidez.

  • Granos o frijoles.

Los granos son unos de los alimentos más saludables, pero si los consumes cerca de la hora de acostarte puede hacer que tu noche sea un poco más ruidosa de lo habitual. Todo dependerá de lo acostumbrado que esté tu sistema digestivo y de la microbiota que tengas.

Puedes reducir el malestar bebiendo una taza de té de manzanilla o menta a la hora de acostarse, ya que son hierbas carminativas que ayudan a la digestión y a prevenir el gas.

En algunos casos, debido a causas externas como estrés, exceso de trabajo o alguna otra causa, necesitamos una ayuda extra para conciliar el sueño.

Las comidas que sean en su mayoría de carbohidratos incrementan el triptófano a nivel sanguíneo, que es usado en el cuerpo para producir serotonina, un neurotransmisor que es calmante.

Entre otros alimentos que pueden ayudarte, encontramos:

  • Leche tibia, ¡no es un mito! La leche tibia a la hora de dormir ayuda a conciliar el sueño ya que esta se asienta en el estómago y ayuda a calmarnos.
  • Jugo de cereza. De acuerdo con un estudio publicado en Journal of Medicinal Food, quienes bebieron ocho onzas de jugo de cereza agria por la mañana y ocho onzas de jugo por la noche por dos semanas estuvieron despiertos aproximadamente 17 minutos menos durante la noche que aquellos que no bebieron un jugo cereza.

Las cerezas son altas en melatonina, una hormona que regula el ciclo del sueño.



Deja tus comentarios aquí: