4 ejercicios para hacer en la oficina

4 ejercicios para hacer en la oficina

Parece increíble, pero hay días en que colocarse unos zapatos deportivos resulta impensable. El trabajo, los niños, el tráfico, el hogar… todo consume tiempo y energías. Al final, estamos tan exhaustos que lo que menos queremos es realizar ejercicios.

Justo para esos días, es genial tener una rutina de ejercicios que podamos hacer desde nuestra oficina. Una, en la que ni siquiera tengamos que levantarnos de nuestra silla.

Así que toma nota de estos 4 sencillos ejercicios que te ayudarán a relajarte y recobrar algo de fuerza en los días más estresantes:

  1. Separa un poco la silla del escritorio y sentada, con los pies apoyados sobre el piso, dóblate hacia adelante pegando el abdomen a los muslos. Mantén la posición durante 30 segundos. Repítelo de 3 a 5 veces diarias para relajar todos los músculos de la espalda.
  2. Sujétate fuertemente al borde del escritorio y sepárate de éste lo más que puedas. En la medida en que vayas estirando los brazos, pega la barbilla al pecho e inclina el cuerpo hacia delante flexionando las caderas. Poco a poco irás sintiendo como se extienden los músculos de hombros, espalda y brazos. Es un ejercicio que debe realizar de 3 a 5 veces por día.
  3. Parada o sentada, lleva los hombros hacia delante y luego hacia atrás formando círculos. Intenta hacer lo mismo con los brazos estirados hacia arriba o a los lados. Este ejercicio puede hacerse cuantas veces se desee y ayuda a aliviar la tensión acumulada.
  4. Con la espalda erguida sobre la silla, sujétate a una de las coderas. También puedes sujetarte a un lado del asiento y girarlo en esa misma dirección, de manera que pecho y ombligo estén dirigidos hacia ese lado. Mantén la posición por 30 segundos y cambia de lado. Si lo realizas tres veces al día, verás los beneficios.

Ahora que ya sabes cómo ejercitarte en la oficina, no te agobies por esos días en que no puedes ni siquiera salir a caminar.



Deja tus comentarios aquí: