Banner Cabecera

5 maneras de resolver un conflicto

conflicto

Durante la vida nos enfrentamos a situaciones que pueden ser muy complicadas o debemos resolver diversas dificultades para lograr cualquier objetivo que tengamos planteado, ya que en realidad es imposible vivir sin problemas.

Un paso importante es reconocer el problema o el conflicto e identificar cuáles son sus posibles causas para poder buscar la solución más factible; no importa si es un conflicto en el trabajo, con la familia o con algún amigo. Otro aspecto que debemos comprender es que para solucionar el aprieto en el que podemos estar, debemos hacerlo de forma no violenta, incluso si ese conflicto es con nosotros mismos.

Escuchar, no suponer, preguntar y no juzgar también es primordial para poder atacar la situación y llegar a una solución concreta. Entonces, de manera organizada ¿qué podemos hacer para resolver un conflicto?

  • Háblalo: no por mensaje, ni correos, sino en persona, cara a cara. Comienza hablando desde tu emociones (yo sentí, me molesté, me dolió) tomando la responsabilidad de ti mismo.
  • No evadas: afronta el problema, es la única manera de solucionarlo.
  • Sé abierto: siembra las bases de la apertura del otro. Escucha y busca comprender a la otra persona.
  • Sé paciente: no busques que el otro te entienda, expresa tu parte y habla desde tu posición.
  • Sé flexible: recuerda que cada quien tiene una manera diferente de ver las cosas. Y cada versión es única y válida.

Siempre será bueno tomar en serio algunas cosas que nos suceden, pero otras no tanto. Cada objetivo o proyecto que tenemos es valioso pero no inamovible. Sucede lo mismo con las relaciones de trabajo o con la familia: buscar el perfeccionismo puede fácilmente crear conflictos y, además, nos roba energía. Dejamos de disfrutar las cosas como son, sencillas y naturales.

Como indica Walter Riso en su libro el poder del pensamiento flexible: “si pienso que todo es importante, no habrá lugar para la relajación”. Una manera de evitar conflictos es dejar que las cosas ocurran y se desarrollen naturalmente, sacudiéndose los “deberías”.



Deja tus comentarios aquí: