5 remedios caseros para blanquear los dientes

5 remedios caseros para blanquear los dientes

Una linda sonrisa cautiva miradas, crea empatía y da seguridad a quien la tiene, puesto que los dientes son unas de las primeras cosas que se ven al detallar a una persona. Por ende, hoy te traemos 5 trucos para blanquearlos, los cuales se realizan con elementos hogareños y, por ello, están al alcance de tus manos.

1.- Leche en polvo y pasta dental

La leche seca no solo blanquea los dientes, sino también los fortalece. Dado que este alimento posee nutrientes como el calcio, el magnesio, la proteína, el fósforo y las vitaminas A, D y B, los cuales le dan una mayor fuerza a la dentadura. Así que puedes exprimir sobre tu cepillo un poco de pasta de dientes, agrega un poco de leche en polvo encima y cepíllate de manera habitual por algunas semanas… ¡Pronto verás el lindo resultado!

2.- Bicarbonato de sodio y jugo de limón

El bicarbonato de sodio en los dientes ayuda a eliminar las manchas extrínsecas de los mismos, regula el pH natural de la boca y combate el mal aliento. Mientras que el juego de limón repele el sabor amargo que deja el mismo. En este sentido, aplica una pizca de bicarbonato sobre tu cepillo dental y exprime unas gotas de jugo de limón encima. Cepíllate los dientes con esta mezcla, pero recuerda que no debes usar este método más de una vez por semana.

3.- Agua oxigenada

El agua oxigenada al debilitar las capas de bacterias que se forman en los dientes, permite que tengan un mejor color. Entonces, simplemente humedece algodón con agua oxigenada y frota los dientes ligeramente. Pero recuerda: si tienes sensibilidad, evita utilizar este método y si no tienes dicho problema, no lo hagas de forma recurrente, puesto que su prolongada exposición puede dañar el esmalte dental.

4.- Vinagre de manzana y agua

Un estudio publicado en Journal of Sichuan University en 2014 determinó que el vinagre de manzana tenía un efecto blanqueador en los dientes; sin embargo, la prueba se hizo con animales y, por ello, no se recomienda su uso excesivo. Por lo cual, al disolver media cucharadita de vinagre en un vaso de agua y luego enjuagar la boca con esta solución cada 2 o 3 días antes de cepillarte los dientes, puede brindarte un buen efecto.

5.- Fresas

Esta fruta tiene un poder de acción astringente y antioxidante, por lo que producirá una maravillosa sonrisa al utilizarla como dentífrico. Por lo tanto, aplasta una fresa con un tenedor para obtener la consistencia de puré y cepíllate los dientes como si fuera pasta dental… ¡Y listo!, ¡blancos como perlas!

 

Con información de Culturizando.



Deja tus comentarios aquí: