7 claves para volver a confiar en ti

7 claves para volver a confiar en ti

¿En algún momento viviste circunstancias que te hicieron dudar de tu fortaleza y valía? Tanto en el plano personal como el del trabajo, hay veces en las que afrontamos altos y bajos que nos hacen cuestionar sobre si realmente podemos lograrlo.

La valoración interna, la más importante, es la herramienta esencial para poder tener una autoimagen que no esté distorsionada por el afuera. Se trata de un balance entre lo que soy, lo que pienso que soy y lo que puedo chequear en el entorno directo, para conformar un equilibrio en mi propia percepción.

Incluso hay personas que se dejan guiar por lo que opinan los demás, y si eso no condice con su propia elaboración interna, se sumen en la tristeza y hasta en la depresión.

Lo cierto es que frente a una crisis de autoconfianza, o situaciones desafiantes como la pérdida de empleo, una traición o una jugarreta desafortunada de la vida, es necesario afirmarte en tu integridad para reconstruirte y proyectar tu mejor versión.

  • 7 claves prácticas para devolver la confianza en ti
  1. Lo que haces es solo un reflejo de quien eres. Los acontecimientos de la vida son solo experiencias, y todos vienen a enseñarte algo. Se trata de no confundir tu hacer con tu Ser.
  2. Establece metas y cúmplelas. Por pequeñas que sean, esos pasos microscópicos te llevarán a un nuevo horizonte de fortaleza interna.
  3. Acepta los altibajos. Son parte de la vida en cualquiera de sus expresiones, tanto en relaciones o en el trabajo. Como dice el dicho, “lo único permanente es el cambio”.
  4. Prepárate y enfócate en el resultado deseado. No existe eso que la gente llama “suerte”. Sí existe la confluencia entre tu voluntad y la oportunidad. Aprende permanentemente y mantén en mente ese objetivo que anhelas. Trabaja en este sentido cada día, y evita dispersarte.
  5. Elabora y atraviesa tus miedos. El gran paralizante para proyectarte en el mundo es el miedo, que es una fantasía acerca de la expectativa que tienes. Observa que por lo general los indicios que trae la situación de miedo son imaginarios, y no reales. Evita que el miedo te controle dando pequeños pasos firmes cada vez, en la senda de ese objetivo mayor que quieres lograr.
  6. Contrasta tus sentimientos con tus logros. Cuando dudes de ti, obsérvate en perspectiva en momentos de desafío, y cómo los atravesaste (de lo contrario no estarías leyendo estas líneas). Si miras bien, hay un gran aprendizaje detrás de aquello que parecía insalvable.
  7. Pide apoyo a las personas que te quieren bien. No se trata de pedir un hombro para llorar -aunque a veces es necesario-, sino, más bien, de establecer una red de contención donde puedan estimularte y motivarte a seguir adelante. También hay muy buenos psicólogos, consejeros y coaches que pueden asistirte si no sabes por dónde empezar.

Para terminar, no te obsesiones con la mirada ajena. Nadie sabe lo que tú estás viviendo o atravesando; y lo mismo vale para ti respecto a los demás. Evita repetir los juicios negativos hacia el momento desafiante, y enfócate en la certeza que yace dentro de ti de que lo atravesarás, y saldrás fortalecido. Repítelo todo el día si es necesario, y reconoce cada pequeño paso de reintegración emocional que vas logrando.



Deja tus comentarios aquí: