Banner Cabecera

7 reglas de oro para cultivar tu crecimiento personal, cuando decides emprender o autoemplearte

Hace unos días tuve la oportunidad de dar un taller presencial a emprendedores y les ofrecí mis siete reglas de oro para cultivar y desarrollar el crecimiento personal cuando has decidido entrar en el mundo del emprendimiento o autoempleo. He considerado describirlas en este post para mis lectores y para todo aquel que tiene en mente lanzarse o ya ande en este maravilloso mundo.

A continuación les presento mis siete reglas claves para un emprendedor y/o autoempleado:

  1. Regla de oro: “Desarrolla la autoconfianza y seguridad en ti mismo tanto en tu negocio, marca personal o autoempleo”.

Para desarrollar autoconfianza y seguridad en ti mismo, empieza por cuidar muy bien el entorno en el que te mueves. Los límites nunca están en las personas, están en los entornos. Hay gente que te carga de energía y gente que te chupa energía. Cuidado con la gente tóxica.

Cultiva el habla en público siempre que puedas y si te equivocas no pasa nada… es una de las cosas que más aumenta la confianza en uno mismo. Haz cosas por los demás; sé solidario o servicial. Cuando ayudas a los demás, la gente se siente agradecida y te lo valorará, y eso te hará sentir bien contigo mismo, ver que eres útil, y que tú también puedes aportar cosas interesantes. No se trata de grandes cosas, sino de pequeños gestos del día a día que todos sabemos. Arriésgate, abre tu mente y tus posibilidades de aprender. El que no se arriesga se queda con la duda de qué podría pasar.

  1. Regla de oro: “Vivir en tu aquí y en tu ahora, vivir en tu presente”.

Nos pasamos una buena parte de nuestro presente dedicados a pensar en lo que vamos experimentar dentro de unos años o, si no, afianzándonos al pasado, rememorando cuando podíamos hacer tal cosa, cuando aún teníamos las fuerzas para tal otra. ¿Dónde has dejado tu presente? Consejos para vivir en el aquí y ahora:

SIENTE MÁS, PIENSA MENOS. Proponte disfrutar con todos tus sentidos de una experiencia, sin valorarla o pensar sobre ella, simplemente siéntela.

SIENTE Y CONECTA CON TU CUERPO. Es una forma del volver al presente, siente cada parte de tu cuerpo. Por ejemplo, conecta con tu respiración, o siente tus manos, tu pies, es un ejercicio sencillo para volver al ahora.

CONECTA Y SIENTE TU EMOCIÓN PRESENTE, SEA LA QUE SEA. Tus emociones pueden ayudarte a anclarte en tu momento presente. Lo que sientes hoy, aquí y ahora, es una señal de que estás vivo.

  1. Regla de oro: “Gestiona tu tiempo y tu vida”.

Si yo no controlo los eventos de mi vida, los eventos me controlaran a mí.

El tiempo es un activo y recurso no renovable, por esta razón debemos cuidarlo y usarlo a nuestro favor; tenemos que organizarlo de una manera en la que tengamos tiempo para nuestro proyecto o empredimiento y también para nuestros asuntos personales.

Define prioridades: primero lo primero. Identifica tus ladrones de tiempo, buen uso de agenda, teléfono y correo electrónico, equilibrio (tiempo libre, trabajo, familia,etc.).

El tiempo dedicado a trazar un plan nunca se malgasta: siempre llevará ahorros al final.

  1. Regla de oro: “Cultiva la paciencia, constancia y pensamiento positivo”.

Emprende sin prisa pero sin pausa.

No esperes que de un día para otro ya tengas tu gran proyecto generando rentabilidad; aconsejo cultivar paciencia y constancia. La paciencia es un arma poderosa para conseguir aquellos objetivos a largo plazo que nos propongamos en la vida. Ten constancia y persistencia en tus hábitos y prioridades.

Cuidado con dejarte llevar por la tendencia social de la inmediatez y de la cultura del logro fácil, rápido y sin esfuerzo. Solo se disfruta de la vida manteniendo una mente positiva; con un pensamiento positivo  se activan mecanismos químicos que cambian nuestra manera de ver el mundo, además tendremos más posibilidades de tener relaciones felices y duraderas.

  1. Regla de oro: “Sal de tu zona de confort, ve a tu zona mágica”.

Aprende cosas nuevas, enfoca tus energías en mejorar en habilidades concretas, conoce el mundo de las redes sociales, marketing digital, entre otros.

Haz cosas que te levanten de la cama cada mañana y te abran la mente a nuevas opciones. Aprende, aprende y aprende porque todo eso generará sinergias para tus futuros trabajos o proyectos.

Solamente haciendo cosas diferentes, generarás resultados diferentes.

  1. Regla de oro: “No tengas miedo al fracaso”.

Cuando fracasas te das cuenta de que lo estás intentando. Cada fracaso es una oportunidad para acertar. La vida es un continuo ensayo y error.

Cambia tu mentalidad respecto al fracaso, no pienses que lo opuesto al éxito es el fracaso, lo opuesto al éxito es no hacer nada.

Fracasar es aprender, cultiva esta frase en tu mente: “A veces se gana y a veces se aprende”.

Guarda las lecciones que te dejen tus fracasos, hazte preguntas: ¿qué puedes mejorar?, ¿qué crees que pasó?, y apunta tus desaciertos.

  1. Regla de Oro: “Ten la visión clara de tus objetivos y cree que los puedes lograr”.

Visualiza cada una de tus metas y siente que ya las has alcanzado; siente e imagina olores, texturas, sonidos, etc. Mantén esa visión constante en tu mente.

Nunca dejes de creer que tú puedes. Siente la confianza de alcanzar cada meta, inicia cada día con tu lista de actividades concluidas, imagínate a ti mismo llevando a cabo cada tarea faltante y necesaria para alcanzar tus metas.

“Las metas escritas son sueños con fechas límite”. Brian Tracy.

Espero que estas siete reglas sean de provecho y ayuda para encaminar tu proyecto de emprendimiento o autoempleo y logres resultados exitosos para tu vida personal y profesional, ¡ánimo!, el camino empieza hoy y aquí tienes una brújula.



Deja tus comentarios aquí: