Banner Cabecera

¡Adiós, estrés!

¿Cuándo fue la última vez que te sentiste angustiado? El estrés surge, generalmente, cuando sentimos la imposibilidad de cumplir con todas nuestras responsabilidades. Las experiencias frustrantes, los problemas personales y las exigencias propias o del entorno social son otros de los factores que inciden en la aparición de esa sensación de angustia que llamamos estrés. Todos la hemos experimentado, pero ¿sabemos cómo detenerla? Hoy queremos compartir contigo algunos pasos rápidos y sencillos para impedir que el estrés afecte tu desenvolvimiento diario.

1. Explora tu cuerpo, respira y medita

Una buena forma de relajar tu mente es tener conciencia sobre tus sensaciones corporales. Siéntate o acuéstate de la forma en que te sientas más cómodo y cierra los ojos. Respira, dirige la atención a cada parte de tu cuerpo e intenta identificar en cuáles zonas sientes tensión. Según el portal de Huffington Post, un estudio realizado por el doctor Herbert Benson en la Universidad de Harvard durante la década de los 1970 arrojó que cortos períodos de meditación pueden activar la relajación. Siéntate en un lugar tranquilo, respira profundo y deja salir los pensamientos que te distraen.

2. Escucha los sonidos de la naturaleza

Muchas veces ignoramos los hermosos sonidos que la naturaleza emite. ¡Es momento de prestarles atención! Según la fundadora de la Red de Vida Consciente, Kathleen Hall, los sonidos de la naturaleza pueden ayudarte a alcanzar un estado de relajación. La doctora recomienda recomienda escuchar en silencio los sonidos de la playa, los bosques o la lluvia para detener la producción de hormonas que causan estrés.

3. ¡Ríe!

La risa libera endorfinas en el cerebro, relaja los músculos y mejora tu salud emocional. Ríete de tus problemas y preocupaciones. ¡Ríete de ti mismo! Será una mejor forma de afrontar tus angustias. ¡Inténtalo!

4. ¡Aromatiza tu día!

¿Sabías que la parte del cerebro que procesa los olores se encuentra cerca de la que rige la emoción y la memoria? Por esta razón los aromas pueden generar sensaciones placenteras. Utiliza aceites aromáticos en tu escritorio. Cuando te sientas estresado, puedes frotar un poco en tu piel. En pocos minutos sentirás cómo tu mente se calma.

5. ¡Recibe un masaje!

Puedes hacerlo tú mismo. Un breve masaje en el cuello y los hombros te ayudará a reducir la tensión muscular. Cuando lo hagas, olvida tus quehaceres y preocupaciones. Toma conciencia de tu tensión muscular y libérate.

6. ¡Baila!

Cualquier tipo de ejercicio, entre ellos el baile, ayuda a liberar la tensión de tu cuerpo y levantar el ánimo. La actividad física permite calmar el estrés por el bombeo de endorfinas que produce. Además de ayudarte a liberarte de las preocupaciones, te permite  mantenerte en forma y con buena salud.

¿Ves lo fácil que es deshacerse del  estrés en pocos minutos? Te recomendamos que apliques los pasos que sean  más fáciles y  agradables para ti. ¡Pronto te sentirás más relajado! Lo mejor de todo es que no necesitas gastar dinero ni mucha energía para llevarlos a cabo. ¡Anímate!

 

 



Deja tus comentarios aquí: