Padres:

La cultura del desapego precoz

¿Hasta que punto estamos sustituyendo el contacto materno por artefactos industriales? ¿Cómo eso influye en la crianza de nuestros hijos?

Aprender a confiar en los niños

Los consejos siempre se agradecen pero cuando pasan a convertirse en críticas, es necesario detenerlos. Y ¿por qué no escuchar a nuestros niños? Hay mucho que aprender de ellos.

Todos los niños necesitan un confidente, una persona que los escuche, los oriente y los apoye en el difícil proceso de crecer. ¿Y quién mejor que su madre para tomar este papel? ¿Hay una persona en el mundo que los ame más? Ser amiga de tus hijos también es relevante, porque puede ocurrir que si los niños no encuentran la guía que necesitan en sus padres, es probable que la consigan en personas ajenas completamente inadecuadas que les ofrecerán consejos que los podrían perjudicar. Entonces, queda de tu parte cultivar esa relación estrecha de confianza con tus hijos, para que sea a ti a quien acudan cuando lo necesiten. Establece la confianza con base en la honestidad mutua: Hazle saber a tus niños que pueden confiar plenamente en ti, escuchándolos sin establecer juicios o culpas. Para esto debes ser muy honesta con ellos en todas las situaciones y hacerles saber que esperas lo mismo de ellos. Ayúdalos con sus problemas, pero no se los resuelvas: A veces los niños se encuentran con situaciones nuevas o problemas, que no tienen idea de cómo empezar a resolver. Escúchalos, pregúntales qué harían, ofrece tu consejo y déjales saber que independientemente del resultado tú siempre estarás allí para apoyarlos, aunque se equivoquen. Déjalos que tomen sus propias decisiones: Tú puedes dar tu propia opinión, pero no los presiones demasiado y déjalos que tomen sus propias decisiones, haciéndoles ver que cada una tiene una consecuencia. Aunque tú creas saber qué es lo mejor para ellos, dales la oportunidad de escoger su propio destino, y ellos te lo agradecerán. Los amigos no están para juzgar, sino para apoyar, así que conviértete en su mejor amiga, siempre estableciendo los límites del respeto debido a la autoridad paternal

Cómo convertirte en la confidente de tus hijos

Es importante dedicarle tiempo efectivo a tus hijos y convertirte en su confidente, siempre con los límites de respeto, esto les ayuda a tener confianza en ti y a buscar tu apoyo en momentos cruciales de su vida.

La edad oportuna para escolarizar a los niños

La edad oportuna para escolarizar a los niños

Si tienes dudas sobre cuál es la edad ideal para la escolarización de tu hijo lee esta información que seguro te ayudará.

Desmontar la lealtad hacia nuestros criadores

Excusar los errores de nuestros padres aunque es un gesto de buena voluntad puede impedir que avancemos en nuestro bienestar. Las “buenas” intenciones no siempre son suficientes.

5 consejos para ayudar a los niños que no quieren estudiar

5 consejos para ayudar a los niños que no quieren estudiar

Con el inicio del año escolar, empieza la guerra continua para que el niño(a) se siente a estudiar y hacer los deberes; es por eso que hoy te traemos algunos consejos para ayudarte.

Aunque el mundo ha avanzado muchísimo en términos de justicia social, en las últimas décadas todavía sigue siendo un lugar con mucha desigualdad en términos de oportunidades y acceso a los derechos. Tal vez tus hijos tengan un poco más de privilegios por haber crecido en un hogar conformado por padres afectuosos. Por ello, es aún más importante inculcarles el amor por sus semejantes y la voluntad de ayudar desinteresadamente. Si participas en alguna obra de voluntariado social, es importante que lleves a tus niños desde pequeños para que observen y entiendan su entorno. No se trata de que vean cosas tristes que los puedan traumatizar, pero sí de que comprendan que su mundo no se circunscribe solo a su hogar, sino que es mucho más amplio, que allá afuera hay otros niños que no han tenido tanta suerte como ellos y otras personas en necesidad que requieren de su mano amiga. Hay que hablar con ellos y explicarles —en la medida de lo posible y de su entendimiento— los motivos por los cuales las cosas son así; pero hacerles entender que es posible cambiar la situación si ellos y muchos más se animan a ayudar. Eso los sensibilizará socialmente, los hará generosos y crecerán con una buena disposición a participar en otras actividades de voluntariado y marcar la diferencia con sus acciones. Por lo general, las personas que ayudan a su prójimo son más felices y tienen vidas más plenas y satisfactorias. Si quieres que tu hijo sea una de esas personas autorrealizadas, puedes empezar a llevarlo a actividades acordes a su edad, y a hablarle sobre la importancia de dar, de retribuir, y de aportar su granito de arena para hacer de este mundo un mejor lugar.

¿Por qué es importante llevar a los niños a hacer labor social?

Por lo general, las personas que ayudan a su prójimo son más felices y tienen vidas más plenas y satisfactorias, comparte esos momentos con tus hijos y háblales sobre la importancia de dar y compartir.

Una nueva cepa de padres: el papá moderno

Cuando muchos creen que vivimos malos tiempos les tenemos una buena noticia: el surgimiento de una nueva paternidad en el que ya los hombres no son meramente procreadores o proveedores para pasar a estar mucho más implicados con la crianza y el disfrute de los hijos. Bienvenidos sean.

Cómo criar hijos que tomen buenas decisiones

Cómo criar hijos que tomen buenas decisiones

Aunque para muchos padres es difícil dejar a sus hijos desplegar sus alas y volar por ellos mismos, recuerda que es muy importante para su felicidad desarrollar su autoestima y su independencia.

Que algo sea normal no quiere decir que sea sano

Muchas veces descartamos algo que nos llama la atención como inadecuado porque es “normal”. Es hora de volver a hacer normal la crianza respetuosa y con apego.

4 tips para manejar la rivalidad entre hermanos

4 tips para manejar la rivalidad entre hermanos

Los hermanos se pelean, se gritan, se molestan mutuamente, pero en el fondo de su corazón se aman. Hoy nuestra blogger nos explica lo que puedes hacer para convertir algo negativo en positivo.

Nuestros hijos siempre nos esperan

La acelerada vida moderna a veces puede hacernos perder de vista lo importante, en el caso de los hijos, lo tanto que necesitan de nuestra presencia y atención.

El código de la felicidad

¿Quieres saber cuál es la clave para desentrañar el código de la felicidad? No tienes más que ver este video para sacar tus propias conclusiones.

5 trucos para mantener niños en casa

5 trucos para mantener niños en casa

Con estas sencillas ideas no tendrás excusas para no hacer el tiempo con los niños en casa igual de divertido, pero mucho más económico. Solo tienes que dejar volar tu imaginación y convertirte en un pequeño más.

Rivalidad entre hermanos

Todo aquel que tenga una buena relación con sus hermanos sabe lo importante que es para la vida. Acá algunas razones por las que no funciona en ocasiones.

Cuidar la primera infancia

¿Conoces las premisas más importantes para educar a tu hijo para ser emocionalmente sanos y fuertes?

Cuando los niños no quieren saludar

Enseñar buenos modos a nuestros hijos es un deseo natural de los padres. Pero ¿hasta dónde debemos llegar en esto? Te planteamos una interesante reflexión para encontrar el equilibrio y educar niños respetuosos, conscientes y empáticos.

deporte niños

Cinco lecciones del deporte para los niños

Que los niños hagan deporte no es solo bueno para su salud física sino también para su salud mental, además crean hábitos positivos que harán posible que tengan éxito en cualquier cosa que se propongan en la vida.

modelos de crianza

Modelos de crianza: ¿dónde te ubicas y hacia dónde quieres orientarte?

Cada familia es un mundo por lo que existen tantas formas de criar como familias hay. Reflexiona sobre el tipo de crianza que deseas, porque recuerda que de ella depende el rumbo que tomará tu hijo.

¿Hay que frustrar a los niños para “civilizarlos”?

¿Cuántas veces has trasladado a tus hijos sensaciones inherentes a tus problemas? Aprende a guiarlos para que sepan cómo lidiar con los tropiezos propios de la vida.