Cenar balanceado es la clave

6d5bf4e07eae718f41e887df8cb394f7_XL

Una de las preguntas más frecuentes a través de nuestras redes sociales, tiene que ver con las alternativas para cenar, pues durante años hemos acostumbrado a nuestro cuerpo a los extremos: cenas abundantes, ricas en carbohidratos simples o ayunos prolongados al dejar de cenar.

Elegir los alimentos para nuestra cena, la cantidad e incluso la hora a la que los tomamos, son cuestiones directamente relacionadas con nuestro peso. Controlar la ingesta calórica en la cena puede ser la clave para adelgazar de forma natural, controlar el peso, combatir problemas como la celulitis y mejorar incluso la calidad de nuestro descanso nocturno, no por casualidad dicen por allí: ¡Dormimos lo que comemos!

La verdad es que muchas “dietas” fracasan por los excesos en la cena. Muchas personas admiten que pierden la razón cuando de cenar se trata y consumen todas las calorías que dejaron de ingerir en ese día. El estrés al que estamos sometidos a diario, las comidas escasas y fuera de horario son las responsables de este escenario. Llegamos a casa y desatamos nuestra ansiedad arrasando con la nevera, ¿alguna vez les sucedió?

Cuando escucho aquel célebre dicho “Desayuna como rey, almuerza como príncipe y cena como mendigo” me imagino una cena deprimente y creo que a muchos les sucede igual, entonces tenemos una especie de condicionamiento mental que la cena debe ser “migajas” y no hay nada más alejado de la realidad. La cena debe ser un plato planificado, incluso más que el desayuno y el almuerzo, pues luego de comerla vamos a pasar muchas horas en reposo y no tendremos oportunidad de quemar esas calorías.

Una cena adecuada debe tener una porción de proteína, vegetales y una porción pequeña de algún carbohidrato complejo que nos proporcione saciedad. Con esto en mente, se abre un abanico de oportunidades y si no me cree, dé un vistazo a estas opciones:

  1. Pechuga de pollo a la plancha + coliflor horneado + tomates cherry
  2. Mezclum de lechugas con garbanzos salteados + aceitunas negras + crotones de pan integral
  3. Rollitos de jamón de pavo rellenos con vegetales salteados
  4. Atún a la plancha + quinoa + vainitas salteadas
  5. Crema de calabacín + casabe horneado con queso
  6. Brusqueta con jamón y vegetales asados
  7. Ensalada Capresa (tomate + queso mozarella + albahaca)
  8. Mezclum de lechugas + cuadritos de pollo + mandarinas + almendras fileteadas
  9. Champiñones rellenos con queso de cabra
  10. Pinchos de carne y vegetales

Para finalizar, recuerde preparar una bebida refrescante a base de té o infusiones de flores o frutas. Hasta la próxima.

 



Deja tus comentarios aquí: