Cómo curar el dolor de una separación

dolor-de-una-separación

Aunque te cueste creerlo, si es posible dejar de sentir el dolor de una separación.

Sí, habrá momentos sumamente difíciles e instantes en los que creerás que no te puedes recuperar. Sentirás miedo, frustración, ira, decepción, etc. Y tus emociones variarán tan rápido que ni siquiera tú las entenderás…

TODO ESO ES NORMAL

Pero eso no significa que vayas a permanecer así por siempre. En realidad, tú decidirás cuánto tiempo quieres permanecer en el dolor de una separación y cuándo empezar a reconstruir el resto de tu vida.

¿Crees que suena simple en la teoría, pero imposible en la práctica?

Pues ese es precisamente el pensamiento más perjudicial que puedes tener en este momento.

Es verdad que superar una separación en complicado, pero yo misma he realizado estudios que demuestran que con una guía práctica, decisión y compromiso interno, si es posible superar el dolor de una separación.

¿Cómo hacerlo?

Y ¿cómo afrontar las barreras que más te detienen?

Descubre la respuesta a estas preguntas a continuación:

 

Todo empieza por decidir superarlo

El principal problema de las personas que atraviesan una separación es que su verdadero deseo no es superarlo, sino volver con sus ex.

¿Y cuál es el resultado de este pensamiento?

Que dedican todos sus pensamientos a imaginar aquello que podrán hacer cuando reestablezcan la relación amorosa.

Fantasías sin fundamento, sueños sobre promesas que jamás se hicieron y la esperanza de un cambio que nunca llegará a darse.

Pero MUCHO CUIDADO porque este podría ser el motivo por el cuál estarás perdiendo meses, años o décadas de tu vida.

Si la relación terminó definitivamente, es necesario que sigas adelante y para lograrlo exitosamente debes dejar a tu ex en el pasado.

Así es; uno de los primeros pasos para superar una ruptura amorosa es concentrarte en algo diferente a tu ex y a la relación que vivieron.

¿Cómo hacerlo?

  • Identifica formas en las que puedas mejorar tus actividades laborales y define metas para lograrlo
  • Escoge 5 amigos más cercanos y reúnete una vez al mes con cada uno de ellos
  • Decide aprender algo nuevo y destina tiempo a practicar y a hablar de ello.

 

Es decir, concentra tus pensamientos en tu vida presente y no en un fantasma del pasado.

Ten en cuenta que; mientras más contacto tengas con tu ex y con la vida que lleva, más difícil será que llegues a superarlo. Mientras más hables sobre tu ex o sobre la relación que vivieron, más presente estará en tu mente y por supuesto, mientras más busques saber de tu ex, más difícil te será construir una nueva vida.

 

Detén tus impulsos y piensa en ti

Entiendo tu urgencia y tu ansiedad de contactar a tu ex, pero detente.

Comprende que suplicar amor, buscar atención y buscar que tu ex tenga empatía sobre tus sentimientos son parte de los errores más comunes después de una separación.

Es momento de aceptar que tu ex es parte de tu pasado y que ahí no está la solución a aquello que ansías tener. Hay situaciones que quedarán sin respuesta, palabras que no escucharás y reacciones contrarias a lo que deseas. Y todo eso es parte de la pasada relación que tenías con tu ex.

Ahora debes respirar profundo y dejar ir todo aquello que quedó inconcluso.

Por ahora no tienes la objetividad que necesitas para analizar lo que ocurrió con tu ex, ni tampoco la fortaleza emocional para recibir una respuesta diferente a la que anhelas.

Es momento de pensar en ti y en que tú mereces tener paz y una relación positiva.

deseas compartir tu vida con alguien y entregar todo ese inmenso amor que tienes para dar, pero debes saber a quién dárselo.

Ese amor no puede ser derrochado al vacío, sino que debe estar concentrado primero en ti.

Piensa por un instante en ti mismo,
recuerda que el amor incluye un sentimiento de paz y que cualquier emoción contraria a ello no es positiva para ti.

Escribe en un papel todas las emociones negativas que sientes hacia tu ex y luego deshazte de ello. Deshaciéndote de todo lo referente a tu ex darás paso a lo más importante de todo, la atención que necesitas poner a tu vida.

A continuación te contaré un poco cómo puedes hacerlo:

 

Cuida de ti y demuéstrate amor propio

Antes de dedicar tiempo a saber de tu ex y a buscar su atención, debes darte a ti mismo el amor que esperas recibir de otros.

Tú tienes el poder de definir qué deseas tener en tu vida, pero aquello que deseas, debes dártelo tú mismo y no esperar recibirlo de otra persona. Así que define qué actividades reanimarían tu vida y empieza a hacerlas.

Y si no sabes por dónde empezar, te recomiendo empezar con las siguientes:

 

1. Cuida tu salud

Decide alimentarte bien y mantenerte bien hidratado.

Necesitarás de un cuerpo fuerte para mantener tu espíritu animado.

Realiza ejercicio y meditación, busca grupos de apoyo, sal a correr o practica Yoga en tu casa.

Sea lo que sea necesario para mantener una buena salud.

 

2. Afirma que saldrás adelante

Empieza por decidir que SÍ PODRÁS SUPERAR A TU EX.

Y repite esta afirmación positiva cada día mientras realizas actividades que favorezcan la reconstrucción de tu vida.

Recuerda, para superar cualquier situación difícil, debes primero creer en ti y en que eres capaz de lograrlo.

 

3. Rodéate de personas

Interactúa con otros y cuando lo hagas evita hablar de tu ex.

Y si sientes que no tienes ganas de hablar o nada nuevo que contar, entonces haz preguntas e interésate más sobre la vida del resto.

Quién sabe y termines aprendiendo algo nuevo.

 

Para concluir…

Si es posible superar el dolor que ahora sientes debido a la ruptura amorosa que viviste.

Para lograrlo debes empezar por desear hacerlo, luego buscar las herramientas que te permitan alcanzarlo y finalmente decidir hacer aquello que es mejor para ti.

Los primeros pasos serán los más difíciles. Sin embargo, nada es más difícil que seguir sufriendo por una relación que ya ha terminado.

Decide actuar ahora, cuida de ti y busca llenar tu vida nuevamente. Te aseguro que mientras más hagas por ti mismo en este tiempo, más rápido podrás superar la separación.

Buena suerte y hasta pronto

Marie



Deja tus comentarios aquí: