Cómo superar momentos difíciles gracias a una mente contenta

Cómo superar momentos difíciles gracias a una mente contenta

Al momento de escribir este post me siento plena. Viví. Acabo de terminar la sesión de fotografías para la portada de mi libro Yo soy único e irrepetible publicado por Simon & Schuster para la primavera del 2016. Totalmente llena de felicidad y gratitud, recordé que además de orar, hace seis años practico la meditación conocida como mindfulness o atención plena en español, lo que me ha permitido alcanzar este estado de satisfacción conmigo misma. Cuando oramos hablamos con una persona, con un ser superior; cuando meditamos aprendemos a ser mindful, personas que presentan atención al momento presente incluyendo todo lo que este traiga consigo.

Esta semana el mundo ha estado agitado. En Guatemala, un volcán hizo erupción. En Estados Unidos la famosa y querida diseñadora Kate Spade se suicidó colgándose con pañuelos en su propia habitación de su hogar en Nueva York. En Argentina, la hermana menor de la reina Máxima de Holanda, hizo lo mismo. Inés Zorreguieta tenía tan solo 33 años. Hoy las noticias nos impactaron con otro suceso parecido, el suicidio del famoso chef Anthony Bourdain, lo encontraron colgando del cuello en la habitación en la que se hospedaba en Francia.

Después de tantos años trabajando con las personas como psicoterapeuta y practicando mi propia medicina, me siento con toda la autoridad para decir que estas muertes pudieron haber sido evitadas si tan solo estas personas hubiesen elegido en sus vidas caminar con esperanza. Una persona que ora o una persona que medita se convierte en eso: esperanza.

Se necesita vivir con mucha esperanza en un mundo que compite, que solo piensa en su propia victoria y que premia a los más destacados. Un mundo en el que la juventud, lo novedoso, lo actual, lo que brilla mucho sigue predominando. Un mundo así para quien no está plenamente consciente de dónde radica su valor, dignidad y peso termina por asfixiarnos, tal y como sucedió a estas personas.

Hoy quiero compartir contigo cómo el meditar o ser una persona mindful después de una continua práctica durante al menos cinco años te aporta lo siguiente:

1- Duermes como cuando eras un bebé, ya que los niveles de melatonina se incrementan por un 98 %.

2- Tu tolerancia al dolor y la crisis en la vida se incrementa un 50 %.

3- Tu cerebro se conserva activo y retiene su agudeza.

4- Vives con un contentamiento interno. Esta es una sensación de plenitud interior que solo el meditador que tiene la experiencia puede explicar. Esto se ve en el cuerpo, en los gestos y en la alegría de vivir de la persona.

Te pido elevar una oración a Dios por estas personas y por todos los seres que sufren por no comprender nunca que la felicidad se encuentra en uno mismo. Cada uno tiene la maravillosa oportunidad de elegir superar su vacío, soltar lo que pesa y elevar de nuevo su vuelo hacia la felicidad. Pero para ello es necesario aprender a tener momentos de silencio, pues es en ese espacio donde no existe nada más que la conciencia, donde eres capaz de volver a tu esencia y conectarte con ella para seguir viviendo lleno de esperanza. El amor es lo único que necesitamos y, sobre todo, ese que se llama amor por uno mismo. Eso es ser mindful. Solo los seres humanos tenemos esa habilidad de estar completamente presentes. Shalom. Peace. Pax.



Deja tus comentarios aquí: