Cómo tener una actitud positiva cuando hay dificultades

Cómo tener una actitud positiva cuando hay dificultades

Anteriormente, lo que más causaba preocupación en las personas eran los asuntos económicos, pero esto parece estar quedando atrás porque por medio de los avances tecnológicos han surgido muchos métodos para ganar dinero, inclusive desde casa.

Pero ¿qué es lo que preocupa a las personas hoy día? Pues, se trata de algo más, y tiene que ver con estar bien consigo mismo, lo cual no es posible cuando hay obstáculos en el camino para alcanzar las metas planteadas.

Por ejemplo, no aprobar varias asignaciones en los estudios, no ascender en el lugar de trabajo –y esto implica mucho más que un salario porque tiene que ver con el reconocimiento que se le da a al trabajador una vez que culmina un proyecto-, malentendidos a nivel familiar que no permiten estar en tranquilidad y desarrollarse en otras áreas, entre otras.

Cuando las dificultades surgen de forma inesperada, es mucho mayor el impacto. Es por esto que las personas sienten angustia al no saber qué hacer ante la situación que están viviendo y suelen caer en depresión.

En estos momentos es cuando resulta imprescindible adoptar una actitud positiva ante lo que está sucediendo. Esto no siempre es fácil. Por ello, hemos tomado la iniciativa de compartir contigo una serie de consejos para aprender a tener esta actitud.

Consejos para tener una actitud positiva

1-Mantén la calma: es el primer punto que se debe tener en cuenta. En los momentos difíciles, especialmente cuando van surgiendo, lo mejor es permanecer tranquilos y observar bien la situación. Incluso, algunas veces resulta bien escuchar otras opiniones para hacer un análisis más amplio y no quedarnos solo con nuestra opinión. La calma es indispensable para poder tomar decisiones acertadas. Lo peor que se puede hacer en un mal momento es decidir a la ligera, puesto que luego pueden venir los arrepentimientos.

2-Observa realmente qué está en tus manos: esto es, qué puedes controlar porque depende de ti, y qué cosas son aquellas en las cuales no puedes hacer nada porque dependen de otra u otras personas. Cuando no podemos solucionar o modificar algo porque escapan de nuestro control, entonces, no tiene sentido dar espacio a la mortificación. Con esto solo conseguirás derrochar la energía que genera tu fuerza interior. Si realmente tienes espacio para actuar, hazlo; pero si la situación depende de alguien más, entonces, no te preocupes, deja que ocurra y ya.

3-Toma lo que debes aprender: incluso de aquellas situaciones que no son nada agradables. Todo lo que ocurre en la vida es para nuestro bien o para nuestro aprendizaje. Depende de cada uno de nosotros poder verlo y tomar lo que necesitamos para crecer y convertirnos en mejores personas.

4-Rodéate de personas con buena actitud: si se presenta un problema y tenemos alrededor personas que son pesimistas o negativas ante los hechos de la vida, solamente veremos las cosas en tonos grises. Resulta mucho mejor tener cerca de nosotros personas con actitud positiva y cargadas de buenas energías. Estas personas podrían convertirse en un gran apoyo para salir de la situación prontamente.

5-Lee frases motivadoras cada vez que te sientas mal, o venga a tu mente un pensamiento negativo. Las frases motivadoras son un impulso para sentirnos mejor, sobre todo cuando estas son de personas que han superado obstáculos en la vida.

6-Aliméntate de forma saludable: este factor incide en tu actitud porque permite que tu organismo esté en equilibrio, en tanto que tenga todos los nutrientes que necesita. Si permitimos que un problema nos impida comer, aunque sea poco, entonces, lo que vendrá será una caída del sistema inmunológico y enfermedades. Cuando hay dificultades lo peor que puede ocurrir es que quien las padece llegue a enfermarse. Esto le restará fuerzas para sobreponerse emocionalmente.

7-Confía en ti: y siente la plena seguridad de que puedes hacer frente y cambiar lo que esté en tus manos sin tener que desistir. En un momento de dificultad es fácil perder la fe en uno mismo porque hay una tendencia a ver el problema más grande de lo que es, pero siempre que lo deseemos podemos retomar fuerzas y continuar.

8-Aparte el drama: y las exageraciones de lo que está sucediendo. Asume una mirada analítica para llegar a conclusiones verídicas y elaborar un plan de acción para poder cambiar aquello que depende de nosotros. Exagerar los hechos o hacer un drama de lo que está sucediendo nos paraliza y no podremos dar ni un solo paso.

9-Sigue el curso de tu vida: y simplemente espera y observa las actitudes que los demás expresan, pero no te contagies de eso. Mantente lejos y enfoca en los demás aspectos de tu vida. Es un error común que al presentarse un problema todo lo demás quede olvidado. Por el hecho de estar viviendo un mal momento no quiere decir que perderemos a la familia, el trabajo, la familia, o cualquier cosa que nos ocupe.

10-Vive el presente y disfruta las cosas pequeñas: contempla la salida del sol, ve a caminar, distráete, mira una película. Evita concentrarte en las dificultades.

Con estos diez consejos podrás superar las dificultades y tener una actitud positiva en medio de ellas. No obstante, si luego de seguir estas recomendaciones aún no logras sentir tranquilidad, debes buscar apoyo médico para evitar caer en un cuadro depresivo.



Deja tus comentarios aquí: