Cómo vencer el síndrome del nido vacío

Cómo vencer el síndrome del nido vacío

Los expertos definen el síndrome del nido vacío como un conjunto de sentimientos que experimentan los padres cuando sus hijos se marchan de su hogar. Los síntomas más comunes son: tristeza, sensación de soledad y vacío, llanto o ganas de llorar, problemas para dormir, pesadillas, estrés, sensación de pérdida del sentido de la propia vida.

Aunque para la mayoría de los padres es un logro personal ver como sus hijos se convierten en personas independientes y capaces de comenzar su propia vida, para otros simplemente se convierte en una tortura o en un proceso eterno del que no podrán salir.

Por tal motivo, el día de hoy queremos ofrecerlos unos útiles consejos en cuanto a este síndrome. Si recientemente usted ha pasado por esta etapa o alguna persona cercana tiene los síntomas nombrados anteriormente, seguramente le serán de mucha ayuda:

– Su rol de madre o padre continúa: independientemente de que sus hijos vivan o no en casa, busque junto a ellos otra manera de apoyarlos, que beneficie a ambas partes (por ejemplo colaborando con las necesidades que puedan tener en su nueva vida independiente).

– Busque nuevos roles o actividades en su vida: dedique tiempo a eso que tanto le hubiera gustado hacer y ha tenido que dejar de lado por el cuidado de la familia.

– Visite a sus hijos con frecuencia y que ellos también le visiten a usted: es bueno establecer momentos en los que la familia se reúna de forma periódica. La frecuencia puede variar en función de las necesidades y costumbres, y de la distancia entre los domicilios. Recuerde que no es tan importante la cantidad como la calidad y el deseo de mantener esos gratos reencuentros.

– Mantenga el contacto con sus hijos tanto como necesite: pero siempre y cuando respete también su independencia e intimidad.

Ponga en práctica estos consejos y recuerde que siempre será sano soltar y sanar, inclusive son las recomendaciones más relevantes que indican los psicólogos y terapeutas. Debe tener en cuenta que los hijos al momento de llegar a una edad adulta, tendrán que irse y usted deberá sentirse orgulloso de todo lo que logró y lo que ahora lograran ellos.



Deja tus comentarios aquí: