Confiabilidad

Confiabilidad

Yo he tenido la oportunidad de conocer a grandes líderes en mi vida. Desde el milagro en el Hudson he tenido el honor de entrevistar y compartir tarima con muchos grandes líderes. Cada uno de esos líderes tienen una inclinación en su estilo de liderazgo, desde el “establecer la misión” hasta el “tomar la decisión y no arrepentirse”. Algo que aprendí estando alrededor de Tony Robbins es buscar también a personas que hayan hecho un trabajo extraordinario, y ver cuáles han sido sus estrategias. Todos los días una de las cosas que hago es tratar y encontrar a otra persona extraordinaria con la que pueda interactuar o leer. Recientemente compartí tarima con un campeón del Super Bowl, y le pregunté para quién le gustaría jugar. Su respuesta: Bill Belichick. Me sorprendió un poco al principio, pero después le pregunté por qué; me dijo que él respetaba la lealtad y el liderazgo que representaba el entrenador Belichick. Cuando llegué a casa comencé a hacer mi búsqueda sobre la carrera del entrenador Belichick. Una de las cosas que resaltaron sobre su filosofía de liderazgo es contar con las personas en quienes más confías en las situaciones más estresantes.

Mi madre siempre me dijo: “no importa el que no se presenta, importa el que está en el medio de la batalla”. Si alguna vez me has escuchado hablar, con frecuencia me refiero a ella. Ella no lo presumía, pero era muy sabia. Me enseñó las lecciones de vida que utilicé aquel día en el río Hudson, y después. Comencé a mirar hacia atrás en mi vida cuando era parte de equipos exitosos, que lo eran porque cada uno de nosotros dábamos la cara por el otro. El entrenador o manager sabía que él o ella podían contar con nosotros, independientemente de si éramos exitosos o fracasábamos. Belichick decía que cuando se trata de hacer que las cosas sucedan, especialmente cosas importantes o que ponen en riesgo la vida, hay que olvidarse de los triunfadores o grandes conferencistas, “tienes que ir con la persona en la que más confías, la más consistente… y si no funciona, una y otra vez seguiré yendo con esa persona”.

¿Cómo saber quién es un miembro confiable en tu equipo?

• Los mantiene cumpliendo los objetivos. Ellos saben quién es el jefe y las expectativas. Si llegan tarde a una reunión, no esperan ser tratados de la misma forma que aquellos que han estado temprano. Muy temprano en mi carrera de negocios, ocasionalmente llegaba tarde a las reuniones. Yo era un muy buen productor, pero no era un miembro de equipo o confiable. Una vez que me di cuenta de que tenía que establecer un estándar y mantenerme dando resultados, estos comenzaron a cambiar. Yo espero eso de todos los miembros de mi equipo. Ellos saben que puedo depender de ellos y que ellos pueden depender de mí.

• Ten la humildad de prepararte, de manera que tengas la confianza de actuar en tiempo críticos. Una de las grandes lecciones que aprendí temprano en mi carrera de ventas es el sobreprepararme. Invertía mi tiempo en desarrollo personal, atendiendo a seminarios, leyendo libros y artículos, de manera que cuando el momento llegara en un ciclo de compras, yo estaba listo para adaptarme y agregar más valor que mi competidor. Tómate el tiempo para prepararte. Yo hablo sobre poder del trabajo en equipo en mis conferencias sobre el milagro sobre el Hudson. Un aspecto de ese trabajo en equipo ese día era que todos en ese avión y los primeros en responder estaban preparados, emocional, mental o físicamente, y el resultado fue un milagro.

• No te apoyes en resultados pasados. Una de las grandes cosas en las ventas es que una vez que haces una, todos se felicitan y ya se mueven para el día siguiente. Liderar y trabajar con personas que puedan quemar diariamente el pasado y continuar, esos son los que los líderes quieren en sus equipos, no revolcarse en la mediocridad.

• Conoce tu compañero de equipo. Cuando vi la película Recordando los Titanes vi cómo el nuevo coach a cargo se llevó a su equipo fuera del pueblo para entrenarlos. Él los pudo haber entrenado en su campo, pero sabía que cada uno en el equipo necesitaba conocer a su compañero. Mi entrenador de fútbol en la escuela, Jerry Kelican, hizo lo mismo con nosotros. Nos fuimos a unas 30 millas del campus para ejercitarnos por una semana; sin teléfonos, sin dinero, sin distracciones, y nos convertimos en un equipo que sabía que podía confiar uno en el otro en las buenas y en las malas. Los líderes quieren que su equipo se maneje solo, y la mejor manera de lograrlo es que cada uno de los miembros sepan qué impulsa a su compañero.

Independientemente de que estés en el hoyo número nueve de tu carrera o comenzándola, enfócate en convertirte en el miembro más confiable del equipo. Mantente cumpliendo los objetivos (sin excusas), ten una carrera para prepararte (invierte tiempo en ti mismo), quema el pasado todos los días (enfócate en ir hacia adelante, no hacia atrás) y toma el tiempo para saber y entender qué es lo que motiva a los miembros de tu equipo. Nunca sabes cuándo puede llegar un momento crítico, bien sea en los negocios, en la familia, o si te toca enfrentar un momento traumático en tu vida.

Si te tomas el tiempo para convertirte en una persona confiable, puede que no solo impactes la vida de alguien, sino que tú mismo te levantarás, lo que puede ser una forma de salvar… y serás EXTRAORDINARIO.

Traducido por: María Teresa Febreiro



Deja tus comentarios aquí: