Conoce los secretos fitness de Héctor Fernández

Conoce los secretos fitness de Héctor Fernández

Héctor Fernández es un connotado entrenador venezolano y profesor de training bike radicado en la ciudad de Caracas. A propósito de su experiencia nos hemos acercado a él para esta breve entrevista de modo de conocer sus recomendaciones en torno al fitness.

¿Qué es el fitness y qué te ha aportado?

—El fitness es una gran herramienta con la que cuenta el ser humano. Esta herramienta me produce una gran satisfacción a nivel personal. De hecho, el fitness es parte integral de mi vida.

¿En qué áreas del fitness estás especializado?

—Actualmente soy instructor certificado por la IFBB (Federación Internacional de Fisicoculturismo). También estoy certificado en ciclismo de salón, en específico en training bike.

¿Qué tipo de beneficio aporta a la salud la combinación de la práctica de máquinas con bicicleta de salón?

—Desde el punto de vista biomecánico puede ayudarte a corregir ciertas lesiones a nivel articular, muscular, e incluso es recomendado para el fortalecimiento de la cavidad ósea. El impacto de esta combinación es muy potente.

Aquí hablamos de los ejercicios con máquinas, los ejercicios de pesos libres y ejercicios con barras guiadas, poleas y todo lo que se puede hallar en un gimnasio. Entonces, la combinación de estos ejercicios anaeróbicos con una buena sesión de ejercicios aeróbicos complementa el fortalecimiento del músculo y permite la oxidación de la grasa corporal. Obviamente esto ayuda a la capacidad cardiovascular y a las vías respiratorias.

¿Cómo sería el tema de la alimentación para personas abocadas al fitness?

—Cuando ingresamos a un centro fitness debemos tomar en cuenta el gasto calórico al combinar una actividad de entrenamiento con pesas y una sesión cardiovascular. Eso obviamente genera un gasto calórico extra al que se tendría con las actividades diarias.

Se estima por estudios nutricionales que el metabolismo de una persona se mantiene activo cuando la ingesta de alimentos es cada tres o cuatro horas. Podemos entonces hacer tres comidas básicas o fuertes y dos meriendas. Esto quiere decir que hacemos un desayuno. A media mañana hacemos una merienda con frutas, vegetales y proteínas. Hacemos un almuerzo fuerte y luego una merienda a media tarde. Finalmente, una cena muy balanceada que se incline más hacia los carbohidratos simples y los vegetales.

¿Qué tipo de ejercicios recomiendas tú para una persona común y corriente que tenga más bien una vida sedentaria y cuyo objetivo sea el mantenimiento del cuerpo en buenas condiciones?

—Podemos trabajar una rutina básica con máquinas durante unos 45 minutos y a eso habría que sumarle una media hora de ejercicios cardiovasculares. En este caso podríamos hacer ejercicios de salón que son menos monótonos y más interactivos y permiten estar más en contacto con tu yo interior.

Además, debido a la interacción con el profesor y los compañeros de sala, las clases de salón permiten contrarrestar el desgano y la flojera por el ejercicio.

¿Qué tipo de clases de salón hay?

—Hoy en día hay muchas disciplinas y muchas tendencias. Hay disciplinas de fitness de combate. Hay entrenamientos de circuitos. Hay crossfit, hay entrenamiento con bandas elásticas, pero uno de los que yo considero más completo en lo personal es la bicicleta.

¿Cómo fue tu proceso personal con el fitness?

—Yo siempre estuve vinculado al deporte y llegué a representar en cinco ocasiones a mi estado en beisbol menor. Estuve en una academia de beisbol profesional. Luego me retiré del mundo del deporte, pero hace unos quince años retomé la rutina del gimnasio y me conecté con la bicicleta de salón. Me hice instructor de training bike. A partir de ahí nació mi pasión por el fitness. He sido competidor de físicoculturismo clásico, y obtuve primer lugar nacional en esa categoría en Venezuela. Luego avancé a la categoría senior.

Un tip final para quienes se inician en el fitness.

—Hay que sobreponerse al autosaboteo cuando uno inicia un plan de entrenamiento, me refiero a esos primeros 21 días cuando estás entre que abandonas o no abandonas. Hay que sobreponerse a esos mensajes interiores que nos dicen “esto es muy aburrido”, “cómete una torta” o “no comas tantos vegetales que eso no es sabroso”. En el caso del gimnasio siempre es bueno vincularse con un grupo que esté enfocado en lo mismo, al igual que con un monitor que te ayude a que te mantengas en conexión constante. Por eso es tan importante lo que te mencionaba antes de la interacción con los compañeros en el ciclismo de salón, además de la música. La música es superimportante porque te conecta con el ejercicio y permite una conexión entre el músculo y la mente.

Puedes seguir a Héctor Fernández a través de su cuenta Instagram @hector.trainer



Deja tus comentarios aquí: