Consejos de belleza para ser una mamá sexy

Consejos de belleza para ser una mamá sexy

Después que se tienen niños, la rutina cambia completamente y casi no se tiene tiempo para los rituales de belleza: se anteponen los deberes del hogar, la atención que debemos prestarle al cuidado de la familia, los niños y la casa.

Las mañanas se vuelven complicadas, entre alistar a los chicos para el colegio, hacer el desayuno, las loncheras y salir a trabajar, porque ya sabemos que muchas madres también cumplen con horario de oficina o compromisos laborales. Las mujeres siempre destacan por ser emprendedoras y capaces de hacer varias cosas al mismo tiempo.

Nuestra dosis de hoy va dedicada a esas supermadres, las que son todo terreno, y a quienes, además, les gusta estar y sentirse bonitas, saludables y sexis. Conseguimos algunos consejos de belleza que puedes, con un poco de organización, realizar en corto tiempo, y aun así cumplir con tu maravilloso trabajo de ser mamá tiempo a completo.

  1. Aprovecha la noche: luego de que los chicos se duerman, aprovecha para ducharte con tranquilidad y disfrutar de esos cinco minutos más bajo la regadera. Te ayudará a relajarte y a dormir mejor; además, podrás aprovechar más las mañanas.
  2. Maquíllate rápido: solo necesitas una bb cream, que son bases con protector solar y un ligero color, máscara de pestañas y lipgloss. Este es el truco para cambiar la cara de sueño por un rostro radiante.
  3. No te olvides de tomar agua: mantén siempre contigo una botella con agua, es muy importante para la piel mantenerse bien hidratada.
  4. Toma un momento para meditar: aprovecha cuando los niños no están; toma un minuto o cinco para relajarte, respirar profundo y cerrar tus ojos. Esto te ayudará a liberarte del estrés, y puede ser que te venga la solución a algún inconveniente que tengas.
  5. Elimina las bolsas debajo de los ojos: si no has dormido bien, prepara unos tecitos y reutiliza las bolsitas. Luego de disfrutar tu té, déjalas enfriar en el refrigerador, y en ese momento de relax, colócalas sobre tus ojos. De esta manera, tus ojos se aliviarán.
  6. Date una escapadita de fin de semana: organízate con tu pareja o alguien que cuide a los chicos por un rato, y vete a la peluquería, consiéntete un rato, lava tu cabello, córtalo, arregla tus uñas. Siéntete coqueta.
  7. Come saludable: evita comer mucha comida procesada. Si cuidas la alimentación de tus hijos, recuerda que la tuya también es importante. Ten a la mano snacks saludables para que no caigas en la tentación de los dulces.
  8. Toma tiempo para estar con tu pareja: si bien los niños se convierten en lo más importante para las mamás, no te olvides de la pasión y el romanticismo. Organízate y prepara un momento especial con tu pareja.

Recuerda siempre tomar un par de horas para ti. Aprovecha ese tiempo para ponerte más guapa o hacer algo que realmente te guste, desde un nuevo corte de cabello hasta un facial o masaje relajante. También puedes compartir un café con tus amigas o simplemente salir y disfrutar el día. Ser una mamá sexy significa reconocer que necesitas tiempo de calidad y de amor propio, no todo pueden llevárselo el hogar y la familia. Si tú te sientes bien y feliz, ellos también lo estarán.

No hay nada más sexy que sentirnos bien con nosotras mismas, estar saludables y tener una buena relación de confianza y amor con nuestros hijos y pareja. Procurarnos momentos de bienestar, que nos hagan sentir plenas es el nuevo “sexy”.



Deja tus comentarios aquí: