¿Cuál es tu enfoque: tu habilidad o tu debilidad?

¿Cuál es tu enfoque: tu habilidad o tu debilidad?

Oí una entrevista donde conversaban con maestros de niños con discapacidad. Una maestra decía que les sugería a los padres de estos niños que se enfocaran en lo que sus hijos pueden hacer. Para ayudarlos a avanzar incluso en su condición, debían mantener su enfoque en sus fortalezas. Esto me hizo reflexionar en cuanto a cómo abordamos nuestra vida. Lo que esta maestra decía es válido para todos, sin importar si tienes alguna discapacidad o no. Entonces, la pregunta es valiosa: ¿cuál es tu enfoque? Dependiendo de si te concentras en tu habilidad o en tu debilidad tendrás tus resultados.

Todos tenemos habilidades y debilidades

Creo que todos los seres humanos somos un conjunto de talentos y limitaciones, luces y sombras, cosas buenas y otras que no nos gustan. Sin embargo, en general, hemos crecido en un mundo crítico donde se mira siempre lo negativo. Entonces, hemos aprendido a centrarnos en lo malo de nosotros.

Desde mi punto de vista esto es un error, pues esta forma de mirarnos debilita nuestra autoestima y nos resta fuerza para brillar en todo nuestro esplendor. En el caso de la entrevistada decía: por ejemplo, si el niño tiene una dificultad motora y los padres le repiten que no puede caminar bien, solo están poniéndole más atención a aquello que es su mayor reto. Así aumentan su frustración e incluso tristeza por su condición. Por otra parte, si el niño habla bien o lee rápido, si eso es lo que le refuerzan, pues podrá aceptar sus circunstancias, si es que no puede cambiarlas. O tendrá más entusiasmo para hacer la terapia necesaria y así vencer su desafío.

Aprender a conocerte, para que tu enfoque sea en tus habilidades

¿Sabes cuáles son tus talentos? ¿Tienes claro en qué eres buena(o)?

En algunos de mis talleres, les pido a los participantes que hagan dos listas. Una contiene por lo menos 10 cosas que aprecien de sí mismos o 10 cosas que sepan hacer. La otra es de 10 actitudes que les gustaría mejorar o lo que ellos consideran sombras. A veces es impresionante cuán rápido pueden llenar la segunda lista y les es difícil completar la primera.

Esto se debe a que a pesar de que existan habilidades, hemos pasado demasiado tiempo mirando nuestros defectos. Si ese es tu caso, te invito a reentrenar tu mente, buscando en ti toooodas aquellas cosas que te gusten, valores y disfrutes de ti. Esta, inicialmente, puede ser una tarea de días; en cada uno buscar tres o cuatro cosas durante una semana, por ejemplo. Poco a poco irás reconociendo todo lo bueno que hay en ti y sintiendo más orgullo por ti. Con el transcurrir del tiempo y tu atención en tus destrezas, se volverá una costumbre.

Mejorar tus debilidades apoyándote en tus habilidades

Creo que un deseo natural del ser humano es querer mejorar. Eso es lo que nos ha llevado a este punto en la humanidad. Sin embargo, pienso que si quieres hacer mejoras criticándote, juzgándote y a veces hasta castigándote, no es una buena idea. El amor por ti es, desde mi experiencia, tu mejor incentivo para superar aquellos comportamientos que no están a la altura de quien quieres ser.

Entonces, te sugiero que uses tus talentos, aquellas habilidades que tienes como una base sobre la cual construyas los cambios de aquellas debilidades que no te hacen feliz.

Un ejemplo de usar tu habilidad para superar una debilidad

Supongamos una persona que no sabe cocinar y quiere ser chef. Si se repite “no sirvo para cocinar”, puede sentirse mal, hasta menos que otra que sí tiene ese talento. Por otra parte, tiene el don de la palabra. Entonces, usa su tiempo y recursos para aprovechar mejor esa fortaleza. Se entrena en manejo de conflictos o va a la universidad a la facultad de Estudios Internacionales. Luego encuentra un trabajo donde aprovecha su habilidad para comunicarse. Esto no significa que no pueda tomar clases de cocina y tenerlo como pasatiempo. Claro que puede aprender algunas técnicas que le ayuden a mejorar en esta área, solo que su atención está centrada en aquello para lo que naturalmente es buena(o) y no lo contrario.

Un mundo diverso donde cada uno ofrece sus habilidades

Imagina este mundo: cada uno con un don maravilloso, algo que sabe hacer, disfruta y le encanta poner al servicio. Cada persona poniendo ese talento para su propio beneficio y el de la humanidad. Todos disfrutando de tanta variedad y riqueza de fortalezas. Imagino la tierra como una graaaan orquesta, donde cada uno pone su enfoque en su habilidad y también en la de los demás.

Este mundo es posible y lo estamos creando aquí y ahora. Tu contribución es valiosa. ¡Necesitamos tus talentos! Entonces, no pierdas tu tiempo criticándote, ofrece lo mejor de ti, tu habilidad.



Deja tus comentarios aquí: