Desayunar, un hábito saludable

Desayunar, un hábito saludable

Si colocas en el buscador de nuestra página web: “desayuna”, encontrarás que para Inspirulina es un tema importante. Aunque a veces creemos que no tenemos tiempo para desayunar y que es más fácil saltarse el desayuno que llegar tarde a cualquier lugar, lo cierto es que a largo plazo este puede ser un hábito que nos traiga no muy buenos resultados.

Por ser la primera comida del día resulta ser muy importante, y saltarla, obviamente, tiene sus consecuencias.

Si eres de los que no tienen tiempo para el desayuno, tal vez te interese este artículo: Desayunos rapiditos y saludables. El desayuno nos aporta los nutrientes necesarios para tener energía y empezar el día con buen pie. Si nos lo saltamos, nuestro cuerpo no tendrá la suficiente glucosa, y nos sentiremos muy cansados, irritables y con falta de concentración.

Es importante que comprendas que no te estamos sugiriendo que desayunes a la carrera. Lo que queremos con este artículo es que tomes conciencia de su importancia y de los beneficios que brinda a nuestra vida hacerlo de una forma tranquila, con gusto y sin estrés. Es decir, queremos que te tomes tu tiempo para desayunar.

El desayuno perfecto se hace sentado. Si comemos a toda prisa, mientras vamos por la calle o buscando nuestras cosas para salir, nos perdemos de lo sabroso que es comer y disfrutar. Además, nuestro estómago se resiente. Para poder tomar el desayuno con tranquilidad debemos levantarnos con tiempo.

Toma un desayuno completo, y no te quedes con hambre. Eso de comer una galletita y un café debe pasar a la historia. Consume al menos 350 calorías, y no desayunes siempre lo mismo, en la variedad está el gusto y los beneficios. Variar los nutrientes es muy importante para que a nuestro organismo no le falte nada. Incluye leche, pan, cereales, frutas y queso.

Otro detalle a tomar en cuenta para que tu desayuno sea saludable es el tiempo. Hazlo a la media hora de haberte levantado y tomate tu tiempo, unos 15 o 20 minutos serán suficientes, y no olvides masticar bien los alimentos.

Aprovecha cada momento que tienes para ti, cultiva hábitos saludables que te permitan vivir en bienestar y armonía.



Deja tus comentarios aquí: