Dónde crees que comienza la verdadera belleza

Dónde crees que comienza la verdadera belleza

“La belleza empieza en el momento en que decides ser tú misma”. Coco Chanel

La frase de Chanel engloba el significado de la verdadera belleza. En esencia se trata de ser auténticos, ser uno mismo. Sin embargo, existe la posibilidad de que algunas personas crean que es difícil ser uno mismo en un mundo que a veces suele ser cruel, y en el cual las personas le dan más espacio a la belleza prefabricada, esa que estiman las grandes marcas y la sociedad en general.

Si la legendaria Coco Chanel, en su época de glamour y elegancia, ya pensaba de esta manera, y era un ícono de la belleza, ¿por qué nos cuesta a nosotros comprender que la belleza verdadera viene del alma y se trata de ser auténtica? Pues porque nos han enseñado a evaluar la belleza como un tema de perfección, y no de percepción o sensación, etiquetando a las cosas y las personas como feas, bellas, sublimes o elegantes, cuando en principio lo que debería ser tomado en cuenta es si nos gusta o no.

La belleza interior es la que prevalece en el tiempo. Un rostro sin líneas de expresión y con maquillaje no logra la belleza inmersa en una mirada sencilla, y un corazón que vibra en paz y con alegría. La belleza es sin duda estar cómoda contigo misma, no es algo del cuerpo o de tu cara, es más bien del alma. Es la magia o esa energía positiva que emanas y es capaz de contagiar a otros.

Tal vez la premisa más importante para comenzar a vibrar en verdadera belleza sea permitirnos estar orgullosas de nosotras mismas, de nuestro progresos y de lo que hemos logrado, especialmente si se trata de logros que más nadie puede ver. Ser tú mismo, hacer lo tuyo y trabajar disciplinadamente por aquello que quieres.

Existe una frase que viene como al anillo al dedo en este artículo, es de André Carbajal: “Qué guapa estás cuando sales de tus ruinas vestida de amor propio para librarte de todo aquello que no encaja en tu vida”. Significa que nadie es más poderosa en el universo que tú cuando confías en ti misma, con la certeza de que todo está marchando como debe y en su momento.

Otra clave importante en el reconocimiento de la verdadera belleza es la gratitud. Seguir adelante con valentía, aunque a veces quieras salir corriendo de alguna situación y tirar la toalla, es primordial para reconocer tu propio valor y, por ende, tu esencia que es donde reside la verdadera belleza. Agradecer cada experiencia, sea positiva o negativa nos permite aprender, crecer como personas y conectar con nuestro verdadero ser. Por eso, seguir intentando sin rendirte, soñar y amar la vida a pesar de las circunstancias es comprender que eres perfecta tal cual eres, y que cada cosa que sucede es parte del proceso. La belleza, entonces, parece estar íntimamente unida a tu amor propio, tu autoestima y tu felicidad. Así que ámate el doble cada día, para que puedas abrazar la verdadera belleza que hay en ti, y que no tiene nada que ver con lo externo. De esta manera lograrás reconocer la belleza en los demás.



Deja tus comentarios aquí: