El liderazgo y los hijos

father_son

Bien me decía un amigo cercano y mentor, quieres conocer a un verdadero líder integral, entonces conoce su familia. Ser un ejemplo para tus hijos, que permita por inspiración a que ellos sigan tus ideas, es el reto que nos encontramos, todos aquellos que tenemos hijos.  Hoy en dia, estamos tan ocupados, que ser un excelente profesional, excelentes esposos y además un excelente padre sea un desafío. Sin embargo, creo que si mantenemos orden en nuestras vidas y la conciencia de lo que estamos haciendo, podemos llevar cada una de ellas de forma satisfactoria.

En algún momento fuimos hijos, e independientemente de nuestra crianza, todos estamos de acuerdo que al momento de ser padres, dentro de nosotros está el deseo profundo de hacerlo de la mejor manera posible, con la expectativa inclusive de hacerlo mejor que de la forma en la que nosotro fuimos formados.

Actualmente soy padre de un hijo varón. Él está viviendo sus primeros años de vida y yo experimiendando lo que significa ser padre. Lo que si he aprendido, es que mi liderazgo en mi hijo es determinante para lo que él será a futuro, y no estoy exagerando cuando digo que si pienso en mi mayor inversión es actualmente mi tiempo con él.

Vivimos sumamente atareados, nuestros trabajos hacen que apenas dispongamos de tiempo para nosotros mismos. Muchos padres, ante esa carencia de tiempo, han decidido sacrificar el tiempo con sus hijos, a cambio de momentos en los que ellos puedan tener una válvula de escape de tantas responsabilidades. No los culpo y los comprendo, porque en algún momento estuve en esa misma línea de pensamiento. Sin embargo, dejar a nuestros hijos para cubrir nuestras propias necesidades, es la bomba de tiempo más peligrosa que puede experimientar una familia.

Ser un buen padre, significa entender lo que representas para tu hijo. Ser un guía, en la que él pueda confiar, es la muestra más sólida de liderazgo que puedes mostrar ante ti mismo y ante los demás. Para alcanzar ese liderazgo, debes hacer muchas cosas que permitan que sus lazos relacionales y afectivos se fortalezcan y permitan que tu puedas sembrar todo aquello, que en algún momento quisiste que sembraran en tí y que por alguna u otra razón no pudo ser así. Yo soy actualmente un papá en ejercicio, y realmente no creo que sea un padre perfecto, pero me esmero fuertemente en que mi liderazgo sea de influencia en mi hijo, ya que como me decía un amigo, si no soy yo, seguramente  será alguien mas.

Para que tu liderazgo sea de influencia para tu hijo, como padre es fundamental que:

  1. Inviertas tiempo de calidad con ellos. Desafortunadamente, esto es algo que no puedes reemplazar con nada. Es tal vez la carencia mas grande que tienen los niños hoy en día, los padres estan tan ocupados en sus cosas, que no tienen tiempo para sus hijos. Adicionalmente, los hombres creemos que la crianza de los hijos son responsabilidad de las madres, cuando realmente el liderazgo y la motivación al logro de los hijos, debe venir fundamentalmente de los padres, y para ejercer influencia en tu hijo en esta área, debes inevitablemente pasar tiempo con ellos.
  2. El afecto no te hace más débil. Actualmente, la gente tiene dificultad para expresar a sus hijos su afecto. Hay una confusión en creer que mostrar afecto es símbolo de debilidad. En lo personal, con mi hijo me manejo en los extremos opuestos. Soy sumamente amoroso y afectivo, pero cuando hace algo que no me agrada, le manifiesto claramente mi molestia, e intento hacerlo de forma balanceada. Mi hijo ha aprendido a diferenciarlo a un nivel, que comprende claramente que lo amo, pero que puedo molestarme cuando hace cosas que no me agradan.
  3. Eres su padre, no su mejor amigo. Este es otro punto álgido. Muchos padres hoy intentan hacerse los mejores amigos de sus hijos, cuando lo que realmente están haciendo, es delegando su liderazgo a ellos. Es hermoso que tu hijo te vea como alguien en quien confiar, pero él debe comprender que tu representas una autoridad que merece respeto.
  4. Entiende su mundo. Lo que para tí puede ser una tontería, para tu hijo puede ser algo muy importante. Nuestros hijos tienen una óptica del mundo diferente a la nuestra, es importante que no subestimes su mundo. Intenta siempre ver las cosas desde su óptica y así desarrollarás mayor empatía al momento de aconsejarlo.
  5. Enseña con el ejemplo. Una imagen vale más que mil palabras. Si le enseñas a tu hijo, haciéndolo tu mismo, el mensaje será más efectivo, que intentar hacerlo a punta de palabras.

El reto de levantar hijos  nos puede llevar a fracasos y éxitos en la relación, pero mientras les demuestres que ellos son importantes para tí, ellos harán lo mismo por tí y considerarán tu palabra cuando lo necesiten.

http://www.miguelaguero.com

Foto Cortesía Flickr/@samiksha



Deja tus comentarios aquí: