El objetivo de tu vida

El objetivo de tu vida

Un sabio preguntó a un hombre que iba montado en un caballo: “¿A dónde se dirige?”. Este respondió: “No sé, pregúntele al caballo”. Usted, ¿sabe a dónde va? La respuesta a esta pregunta puede cambiarlo todo.

Desde que estamos en el vientre materno tenemos una especie de destino marcado. En realidad, no escogemos el país, la religión, el tipo de educación (si es que la tenemos), el tipo de alimentación, a los padres (aunque hay teorías acerca de esta escogencia). Sin embargo, si lo reflexiona bien, es muy poco el margen de libertad que tenemos al nacer. Luego, se modifica nuestra conducta y, en general, se talla lo que somos por este entorno en el que hemos nacido; de tal manera que trazar un objetivo, salvo excepciones, se torna quizá en la gran tarea de nuestra vida. Si lo pensamos bien, y sea honesto, la mayoría, incluyéndole, va en una inercia funcional, que sí da cierto resultado, y nos mantiene medianamente sustentados. Hacemos la vista gorda a fijar objetivos más ambiciosos o simplemente a tener alguno. Me disculpan la crudeza, pero el mundo no está mejor porque cada vez nos comprometemos menos con nuestra felicidad y la felicidad del prójimo.

Les dejo una lista de hábitos que deben cultivar, para luego reflexionar en sus objetivos:

  • Comience haciendo un cambio a la vez, sosténgalo treinta días continuos, y observe cómo se convierte en parte de usted. Ejemplo: deje de comer pan dos veces al día, coma solo una vez.
  • Escriba cada día lo que está haciendo que NO contribuye a su bienestar. Notará al leer este diario, treinta días después, que es más lo que NO hace, que lo que hace.
  • Escriba sus metas más ambiciosas y léalas diariamente.
  • Conviértase en su mejor versión cultivando su mente con lectura o escuche audiolibros cada día.
  • Dé las gracias cada día por todo lo que tiene y lo que no tiene. Es bueno reconocer, que otros tienen cargas más duras que las suyas.
  • Colabore con otros en replicar esta información.

Finalmente, ¡¡¡hágalo!!!



Deja tus comentarios aquí: