El rapto de la lactancia materna

En su libro “Un regalo para toda la vida” el doctor Carlos González, pediatra español a quien cito y recomiendo con frecuencia, dice que la lactancia no es una delicada flor de invernadero sino una de las funciones más robustas del ser humano. Dice también, que el hecho de que una madre realmente no pueda amamantar, debería ser una rara excepción al igual que el caso de un riñón que deja de funcionar. Que las abuelas, tatarabuelas y bisabuelas en épocas de guerra, vivían mucho estrés, que incluso no sabían si tendrían para comer al día siguiente y sin embargo, la mayoría de ellas, seguían amamantando a sus hijos e hijas a lo largo de los primeros años de vida. Hoy, para que una madre logre una lactancia exitosa y durante el mayor tiempo posible (OMS recomienda seis meses de lactancia materna exclusiva y luego hasta los dos años o más complementada con otros alimentos), tiene que enfrentarse a toda suerte de presiones y dificultades impuestas por una sociedad que la empuja  a despegarse a su bebé del pecho, incluso, apenas nace. En casi todos las maternidades y centros de salud, en lugar de favorecer que el recién nacido se prenda del pecho materno, inmediatamente después del parto o nacimiento, le enchufan un tetero con leche de vaca (fórmula), sin preguntar a los padres si están o no de acuerdo. Y como ese ejemplo, muchos más, hacen que madre e hijo queden atrapados en una sucesión interminable de indicaciones, pautas y condicionamientos que sabotean la lactancia.

lactancia-semana

Hace poco más de medio siglo, desde que al mundo se le dice “moderno”, la lactancia materna se convirtió en una ruta plagada de obstáculos, mitos, falsas creencias y por lo tanto muy poco transitada en la crianza. La obscenización de la lactancia materna, sin ir más lejos, es parte del fenómeno de un mundo patas arriba empeñado en raptar a madres y niños esta importante función y derecho. Vivimos en una sociedad que reprime y censura con pacatería puritana la escena de una madre dando teta (en privado o en público) a su hijo de meses, de uno, dos, tres años… Por otro lado, esa misma sociedad aplaude hechos violentos como pegar a los niños, y no tiene reparo alguno a la hora de sentarse en familia a ver películas con escenas de asesinatos, golpes y matanzas, ni tampoco en comprar a los hijos videojuegos con armas de fuego.

En medio de todo este panorama, surge la iniciativa de personas y organizaciones dedicadas a promover, explicar los beneficios, enseñar, proteger y defender lo que es connatural a la especie humana. Se acuña el término “lactivista” para quienes se dedican a la tarea de asumir como causa, la defensa de una función y un derecho que la “civilización” se empeña en arrebatar a madres y niños. Organizaciones y personas en todo el mundo, aproximadamente desde hace veinte años, se han visto en la necesidad de brindar a las mamás el apoyo que la sociedad les ha retirado, para que logren rescatar lo que por naturaleza han sabido hacer sin problemas durante milenios. Todo un enorme esfuerzo que seguirá siendo necesario invertir hasta que llegue el día –ojalá pronto- en que nos vuelva a quedar muy claro que una sociedad que apoya la lactancia materna asegura al niño la fuente óptima para construir aspectos neurálgicos de su salud emocional y física, presente y futura.

En este orden de ideas, con el propósito de fomentar la lactancia materna y mejorar la salud de los bebés de todo el mundo se celebra del 1 al 7 de agosto, en más de ciento setenta países, la Semana Mundial de la Lactancia Materna (SMLM). WABA, Alianza Mundial pro Lactancia Materna, dio a conocer el lema de este año: “Comprendiendo el pasado. Planificando el futuro”, como una forma de hacer balance sobre el camino recorrido y el que aún queda por recorrer. ??Los objetivos de la Semana Mundial de la Lactancia Materna para el año 2012 son:

lactancia-logo

  • Recordar lo que ha sucedido en los últimos 20 años de apoyo a la lactancia materna
  • Celebrar los éxitos y logros del movimiento de apoyo a madres lactantes
  • Evaluar el estado de aplicación de la Estrategia Mundial para la Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño.
  • Llamar a la acción para cerrar las brechas en las políticas y programas sobre la lactancia materna / alimentación del lactante y del niño pequeño (ALNP)
  • Llamar la atención pública sobre el estado de las políticas y programas sobre la lactancia materna y alimentación del lactante y niño pequeño
  • Mostrar el trabajo nacional a nivel mundial

Con la Semana Mundial se conmemora la Declaración de Innocenti, formulada por altos cargos de la OMS y el UNICEF en agosto de 1990 con el fin de proteger, promover y respaldar la lactancia materna.



Deja tus comentarios aquí: