El verdadero significado del karma

shutterstock_119237755

¿Cuántas veces has escuchado “tal persona se merece lo que le pasó, es su karma”?

O quizás has pensado “¡¿Qué habré hecho yo para merecer este karma?!”.

¿Qué quiere decir karma?

La palabra karma viene de la raíz “acción”. Pero el concepto de karma tiene que ver con el hecho de que cada acción tiene una reacción.

Este concepto suele ser reducido y simplificado hasta que no se siente real: “acciones positivas serán recompensadas, las negativas castigadas”. No parece real, porque todos sabemos que cosas malas suceden a gente buena, y cosas buenas a gente mala.

Es por eso que en vez de ver al concepto de acción y reacción como un boomerang (lo que lanzo se me regresa inmediatamente), es mejor imaginarnos una tela de araña.

Si aprietas un solo hilo de la telaraña, el cambio de la tensión se siente a través de TODOS los hilos. Es así como la araña sabe cuándo algo ha tocado una parte de la telaraña, no importa cuán lejos esté del punto de contacto…

De la misma forma, nuestras acciones “se sienten” más allá de la persona que tenemos frente a nosotros.

Por ejemplo: si te levantas “con el pie izquierdo”, y lo primero que haces es pegarle un grito al policía de la esquina, es posible que te metan en la cárcel por faltarle el respeto.

Pero también podría ser que el policía no te conteste a ti, pero su mal humor le haga maltratar a la próxima persona con la que se encuentre. Esa persona a su vez puede que trate injustamente a otra persona para desquitarse, iniciando una cadena de malas acciones…

shutterstock_100109174

El concepto del karma se puede ver en los cómo afectan los padres a sus hijos. Cada generación aprende de las acciones de la anterior, y forja creencias y hábitos que responden a las de la generación anterior.

No asumas que el karma es solo para cosas negativas. Tus buenas acciones por otros producen buenas reacciones hacia ti, o como en el ejemplo del policía, puede que las buenas acciones le caigan a otras personas y no a ti directamente.

Hay otro concepto relacionado a este tema, y es uno de los tipos de Yoga más importantes: el KARMA YOGA. No, no es lo mismo que el karma… De hecho… es la forma que podemos “neutralizar” los efectos del karma.

¿Cómo? En otro artículo hablaré de esto.

Mientras tanto recuerda: el karma no es un boomerang. La ley de acción y reacción es una telaraña compleja, en donde nuestras acciones tienen ramificaciones que difícilmente podemos medir.

Por eso, como decía Miguel Ángel Landa (un presentador de TV venezolano),

“Hagan bien, y no miren a quien”.

Con cariño,

Mijael



Deja tus comentarios aquí: