Banner Cabecera

¿Eres amigo de tus amigos?

Quiero comenzar por aclarar que este artículo tiene como única finalidad especificar sobre una confusión frecuente en relaciones personales, estoy hablando de la definición que damos a la palabra “amistad”, mas específicamente el término “amigo” que a menudo utilizamos sin meditar con respecto a lo que verdaderamente involucra.

Cuando conocemos a alguien y desarrollamos una relación estable con esa persona, la misma madura hasta que le llamamos “amigo”, muchas veces basándonos en su carisma, en su forma de ser o simplemente por su físico, al fin de cuentas, le llamamos amigo y nos entregamos a la relación brindando lo que esperamos de la misma, sin cuestionarnos siquiera si esta persona tiene la misma intención con respecto a nosotros.

En mi opinión, la amistad es UNI-DIRECCIONAL, es decir, yo puedo brindar mi amistad a una persona, puedo estar siempre ahí para apoyarle, ayudarle a lograr sus metas y buscar su bienestar, pero esto no le obliga a ser mi amigo, no tiene ninguna obligación de corresponder lo que por él/ella haces, la amistad, la bondad, son lanzadas por una persona a otra, así, nomás, sin condiciones, sin la obligación de que tu contraparte responda positivamente ante las mismas.

Eres amigo de tus amigos_Como Conferencista, a menudo trato este tema en mis Conferencias y Talleres, ahora que, no todo es gris en este tema, no me mal-entiendas, en realidad también hay muchas personas que están lanzándote a ti, en este preciso momento, muchos mensajes de amistad, cariño y apoyo, y tú ni siquiera les pones atención.

Es por ello que insisto en que la amistad es uni-direccional, tú la lanzas hacia otras personas y esperas a que vuelva, es por ello que encontrar a aquellas personas que corresponden tu amistad es un verdadero suceso que debemos apreciar, fomentar y nutrir a cada momento. En otras palabras, no siempre aquellas personas que estimas serán tus amigos, ni tampoco serás el amigo de todos aquellos que te estiman, sin embargo, en algunas ocasiones habrá personas que estimas y que serán tus amigos, eso sí que será importante reconocer.

A menudo comparto una frase que dice: “Muchas personas buscan respuestas, cuando ni siquiera han pensado en las preguntas”, es precisamente con esta frase en mente que te invito a cuestionarte lo siguiente: ¿Qué tan buen amigo eres de quienes quieren ser tus amigos? Estoy seguro que en la respuesta a esta pregunta encontrarás más oportunidades para reforzar aquellas amistades que son recíprocas y que valen más que el oro. ¡Es tiempo de amistad!

Comparte este artículo, etiqueta en la sección de comentarios a tus amigos y a aquellos de los que tú eres amigo, sígueme en mi página de facebook. Es tiempo de fomentar las relaciones sanas y fortalecer los vínculos de aquellos que verdaderamente importan en tu vida. ¡A VIVIR!



Deja tus comentarios aquí: