Banner Cabecera

Granjas urbanas: el camino a la libertad

Recientemente visité a la familia Dervaes, que son considerados los pioneros del homesteading urbano con su proyecto: Path to Freedom (El camino hacia la libertad).

Han convertido su casa en Pasadena, California, a 20 minutos de Los Ángeles, en una granja urbana que produce más de 3 toneladas de verdura y fruta orgánica al año. Lo sorprendente es que la extensión de tierra que utilizan para generar esta cosecha no es más que una décima parte de una hectárea. A esta forma de cosechar en donde se aprovecha el espacio al máximo, se le conoce como la técnica de cultivo biodinámica.

path-to

Rodeada de casas y a escasos minutos de una autopista, la casa de la familia Dervaes se ha convertido en un modelo de la vida real de agricultura orgánica y vida sustentable urbana. Su historia ha sido contada por distintos medios de comunicación alrededor del mundo. La familia comparte su experiencia transformadora esperando inspirar a otros para que empiecen también este camino que les ha cambiado la vida. Por eso produjeron Home growing revolution, un documental que ha ganado diferentes premios y que puede ser visto aquí.

Jules Dervaes, el padre de esta familia de 3 hijos: Anaïs, Jordanne y Justin sintió la necesidad de dar pasos diferentes durante la guerra de Vietnam cuando aún era un joven adulto. Pasó por diferentes fases hasta que finalmente una vez viviendo en Pasadena, decidió cambiar el césped de su jardín frontal de la casa que le estaba costando mucho dinero mantener y convertirlo en un jardín que hoy en día es 95% comestible.

path-to2“Cultivar tu propia comida, es una de las actividades que te aporta más empoderamiento, pero a su vez puede ser un camino peligroso, porque te pone en riesgo de ser una persona libre” expresó sonriendo Jules Dervaes, fundador de Pathway to Freedom.

Justin Dervaes, hijo de Jules añadió: “Cuando empezamos no habían modelos a seguir, pero simplemente lo hicimos y hemos aprendido del ensayo y error”. Él también se encarga de producir el combustible Bio Diesel siendo este el único que utilizan en su vehículo. La familia entera vive con unos ingresos cerca a los US$25mil, todos producidos por su granja. Debido a la energía solar que instalaron y al aprovechamiento máximo de la energía, pueden tener una cuenta de electricidad de US$12 al mes.

Hoy en día, la pequeña granja urbana abrió una pequeña tienda en su porche delantero para ofrecer sus productos al público. Hay varios chefs de reconocidos restaurantes que compran sus productos frescos allí y familias que los prefieren antes que ir al supermercado. “Se dice que una ensalada normal viaja 1400 millas para llegar finalmente a tu plato, nosotros solo caminamos unos pocos pasos hasta que llega a nuestra mesa” añadió Jules.path-to3

Anaïs se encarga de los pedidos y de atender a los vecinos que también pueden merendar o escuchar música en vivo en unas mesas dispuestas en este café casero al aire libre. Jordanne por su parte se encarga de llevar la página web y las redes sociales a la vez que mira por los animales de la granja como los patos, gallinas, pollos y cabras. Animales que sólo producen huevos y leche pero que no son criados para la venta de su carne.

La familia puede ser vista en alguno de los eventos a los que viajan para educar a un público cada día más ávido de este tipo de alternativas. Su recomendación coincide con todos los hortelanos que he conocido y es que hay que empezar con un huerto pequeño.

 



Deja tus comentarios aquí: