Grapsus Grapsus: un cangrejo de las costas venezolanas

El cangrejo grapsus grapsus es un crustáceo que mayormente habita en las costas del océano Pacífico; sin embargo, se ha visto esta especie en las islas del Mar Caribe, y por supuesto en costas venezolanas. Este animal de diez patas recibe varios nombres; por ejemplo, en archipiélago de Galápagos se le denomina Zapaya. En otras partes es llamado cangrejo negro o abuete negro. Sus lentos movimientos son presenciados en rocas a orillas del mar pero cuando se sienten en peligro escapan rápidamente.

Para identificar a la especie por su aspecto físico debe considerarse que cuando es joven se caracteriza por un color negro, y algunos detalles anaranjados en sus patas marchadoras; ya en la etapa adulta el color del cangrejo es más llamativo pues el color naranja cubre casi todo su caparazón y extremidades. Sus demás características son similares a cualquier cangrejo marino: patas adecuadas para el nado, abdomen reducido para desplazarse más rápido, y capacidad para permanecer fuera del agua cuando lo necesitan.

En cuanto a la dieta, algas marinas son su elección y también se alimentan de los residuos naturales que arrastra la marea, por lo que son considerados carroñeros. También, según fotografías e historias contadas en Galápagos el cangrejo adulto se alimenta de aves pequeñas, crías de tortugas marinas, e incluso de las garrapatas en las iguanas marinas manteniendo una relación amigable con estas por medio de la simbiosis.

En Venezuela, un trabajo de campo para reconocer especies de fauna marina fue realizado por Marcelo A. Scelzo y Ramón J. Valersa junto a otros investigadores en donde lograron reseñar que este cangrejo se ha presenciado en algunas islas como en La Blanquilla, cerca de la isla de Margarita; en La Orchila, cercana a Caracas; así como Gran Roque, perteneciente al Parque Nacional Archipiélago Los Roques. También en las costas de algunos estados como en Sucre, por el Golfo de Cariaco; en Miranda, por el Parque Nacional Laguna de Tacarigua; y en Aragua, por el Malecón de Choroní.

Así en toda la línea supramareal donde chocan las olas con la superficie terrestre se encuentra el cangrejo costero. Identificarlo a simple vista puede ser difícil, pues la agilidad en el desplazamiento de esta especie es muy rápido. Además, existen muchos taxones que agrupan a esta especie. Posiblemente se necesite la ayuda de un carcinologo quien es el encargado de estudiar específicamente a la grande familia de los crustáceos.



Deja tus comentarios aquí: