Banner Cabecera

Hoy me permito sentir sin censura

hoy me permito

Esto es un recordatorio para mí y para ti. A veces, sin querer, nos convertimos en verdugos de nuestras emociones. Cuando se interpone un supuesto deber ser, nos juzgamos demasiado. Nos juzgamos cuando sentimos miedo, dolor, y a veces, incluso, cuando sentimos amor.

Te confieso algo: a mí me pasa cada vez que siento tristeza y rabia, porque creo que no tiene sentido o, simplemente, porque esos sentimientos no concuerdan con la percepción que tengo sobre mí. Sin embargo, a veces es necesario abandonar la idea que tenemos sobre nosotros mismos para comenzar a SER.

Cuando un sentimiento llega, solo hay que dejarlo entrar y tratar de entender qué trata de enseñarnos. Te digo algo: posiblemente tardaremos en entender, pero todo se comprende en el momento correcto.

Comparto aquí abajo una cita del libro Intimidad, de Osho. Dejaré que llegue a quien tenga que llegar:

“Si te sientes triste, ponte triste, sin censura, sin evaluar si es bueno o malo. No se trata de que sea bueno o malo: sencillamente es así. Y cuando se pase la tristeza, que se pase. Cuando vuelvas a sonreír, no te sientas culpable, porque si hace un momento estabas triste, ¿cómo puedes sonreír? Esperar a que alguien cuente un chiste, a que alguien rompa el hielo, y entonces sonríes. Esperar el momento adecuado. También eso es una hipocresía. Cuando seas feliz, sé feliz; no hay necesidad de fingir nada”. Osho

Hoy me doy permiso para ser humana. Hoy no juzgaré mi sentir. Hoy abrazo esta emoción, entendiendo que es tan transitoria como cualquier otra. La tristeza que hoy siento no es mi enemiga, es mi maestra. Si la niego, me enveneno. Hoy doy gracias porque entiendo que no hay emoción más fuerte que el amor y que la vida nos ofrece miles de oportunidades para renacer y ascender hacia la luz después de tanta oscuridad.



Deja tus comentarios aquí: