Kirtan: la práctica del canto grupal

893c4fdc824f051f07606f44d5d60e5a_XL

Tanto las antiguas escrituras de la India como los maestros espirituales contemporáneos sostienen que, en nuestros tiempos, el camino más directo hacia la felicidad espiritual es a través de la devoción hacia lo Divino, en cualquiera de sus manifestaciones. Un camino que, en principio, se antoja accesible a todo tipo de personas, pues no se requiere más que un corazón permeable al amor y una mente dispuesta a entregarse a una realidad superior.

Puede que estos requisitos parezcan infranqueables para algunas personas, pero existe una práctica espiritual llamada bhajan que, como dice Swami Premananda, “es uno de los métodos de concentración en lo Divino más fáciles y más gozosos”. La palabra bhajan, de origen sánscrito y cuya raíz significa ‘compartir’ o ‘adorar’, refiere al canto devocional en el marco del hinduismo.

kirtan_mujeresAl igual que todas las tradiciones espirituales, la filosofía de la India fomenta el canto de los llamados nombres sagrados como una manera de reverencia y acercamiento a lo Divino. A fin de cuentas, no se trata de otra cosa que de plegarias con música o mantras musicalizados, desde el punto de vista indio.

En este punto, vale la pena recordar que uno de los objetivos de todas las prácticas espirituales es el de concentrar la propia mente en un punto elevado, que nos permita quitar la atención de las cuestiones innecesarias, para así acercarnos a la Divinidad, o si se prefiere, para acercarnos a nuestra verdadera esencia, que yace debajo de toda la vorágine de la mente, siempre abrumada de estímulos externos.

A este respecto, un tipo específico de bhajan es el llamado kirtan (o samkirtan), que viene de la palabra kirti que significa ‘fama’, y que en lengua sánscrita se refiere a ‘alabar’ o ‘glorificar’. La característica principal del kirtan es que hay una persona que lidera el canto, enunciando cada verso, mientras el coro repite las palabras, línea por línea. Aunque es importante que haya un guía que lleve la voz cantante, la clave de esta práctica está en la repetición constante y grupal del canto, que porta la vibración devocional a la cúspide merced a la energía colectiva puesta en acción.

Ahora bien, puede que en la vida estemos habituados a canturrear, pero generalmente lo hacemos de puertas hacia adentro. Sólo unas pocas personas, ya sea por aptitud o soltura, son las que cantan en público. Como explica Sharon Gannon, cofundadora de Jivamukti Yoga y ella misma cantante de bhajans: “Debido al distanciamiento con la naturaleza, con los demás y con nosotros mismos, nos hemos vuelto socialmente inhibidos e incómodos con nuestros cuerpos y sensaciones, resultando en un tremendo miedo a la hora de hablar o cantar en público. La práctica yóguica del kirtan puede ayudar a remediar este dilema de la vida moderna”.

La existencia del canto devocional en la India se considera milenaria, a la vez que se sabe que fue el gran santo Sri Chaitanya (siglo XV) quien dio renovado impulso a la tradición del canto colectivo, el cual hizo su irrupción popular en Occidente en los años ’60 gracias al movimiento conocido como Hare Krishna, que se hizo notorio por cantar y bailar en las calles los nombres de Krishna y Rama, los grandes avatares del hinduismo.

kirtan_genteEste acercamiento moderno a la filosofía espiritual de la India por parte de Occidente, iniciado masivamente con la visita de The Beatles a Rishikesh en 1968, ha sido constante desde entonces, llevando, entre otras cosas, al auge del kirtan en la cultura musical occidental.

Con mucha probabilidad Krishna Das, “cuyo barítono es la voz de kirtan más conocida en Occidente”, en palabras de Philip Goldberg, autor del libro American Veda, sea el mejor ejemplo de esta fusión de culturas. Nacido en New York, de padres judíos ateos, Krishna Das encontró en la India su propio camino espiritual, focalizado en cantar los nombres sagrados con una mixtura entre la milenaria tradición védica y un estilo y tono occidentales.

Sobre el kirtan, dice: “Las palabras de estos cantos nos llevan hacia adentro, y mientras nos entregamos a la experiencia, la experiencia nos cambia. Estos cantos no tienen otro significado que la experiencia que obtenemos al hacerlos. Vienen de la tradición hindú, pero no se trata de ser hindú o de creer nada de antemano. Se trata solamente de hacerlo y experimentarlo. No debes unirte a nada, sólo tienes que sentarte y cantar”.

Dicho esto, no queda más que vencer cualquier inhibición y cantar todos juntos. Para comenzar a practicar, una opción es, por ejemplo, clicar aquí y escuchar Sacred Sound, una radio online de kirtan y música yóguica.

 



Deja tus comentarios aquí: