Banner Cabecera

Canela: dulce y sanadora

El uso de la canela como planta medicinal es muy antiguo. Los antiguos Egipcios la conocían bien, tal como se desprende en los dibujos hallados en las pirámides. La importaban de China 2,000 años A.C. y la utilizaba para embalsamar a sus momias. En Grecia y Roma se utilizaba frecuentemente para mejorar la digestión. Se cree que esta especia, junto con la pimienta y el cardamomo, fueron las primeras que se usaron en la zona mediterránea.

En Oriente el uso de esta aromática especia es mucho más antiguo e incluso aparece documentada en la China el año 2,700 A.C. En la India su utilización como planta medicinal dentro de la medicina ayurvédica es milenaria.

En el mundo occidental el consumo de la canela siempre estuvo restringido a las clases más ricas que eran las únicas que podían costear el precio prohibitivo de esta exquisita rama. Durante la Edad Media la mayor parte de su venta fue controlada por los comerciantes venecianos y genoveses que la obtenían a través de los musulmanes que controlaban las rutas con oriente.
Usos medicinales más importante

  • Aparato Digestivo: Se utiliza ampliamente como facilitador de la ingesta de comidas muy pesadas. Específicamente es usada para eliminar flatulencias, para estimular los ácidos gástricos y para evitar el exceso de acidez. Por su sabor penetrante y edulcorado puede ser sustituto de la azúcar en casos donde el paciente no puede ingerirla. También estimula el apetito en aquellos casos donde este se encuentra en un nivel patológico como el la anorexia. Es ampliamente usada para ahuyentar los vómitos y las nauseas.
  • Enfermedades Respiratorias: Por su riqueza en propiedades antibacterianas, expectorantes y antiinflamatorias, se considera a la canela como un buen aliado del aparato respiratorio en el tratamiento de las afecciones respiratorias más comunes. Tiene así mismo la capacidad de aumentar la sudoración y elevar la temperatura corporal por lo que resulta especialmente adecuado en problemas respiratorios causados por el enfriamiento corporal. En los casos de bronquitis ayuda a eliminar mucosidades y a disminuir la inflamación. En los resfriados puede ayudar a los enfermos a sentir alivio y descongestionamiento.
  • Enfermedades del Sistema Circulatorio: la canela posee propiedades antiagregantes, antiescleróticas y antitrombóticas, las cuales favorecen la circulación sanguínea. Especialmente se ha utilizado para tratar la mala circulación periférica en los dedos de las manos y de los pies, agravada por el frío. Esta especia consigue mejorar la circulación y aumenta la temperatura corporal por lo que mejora las condiciones de la enfermedad de Reynaud.
  • Síndrome premenstrual: La canela ayuda a regular la menstruación siendo útil en las menstruaciones dolorosas y abundantes.

Recurso para los Diabéticos

No sólo los pacientes que sufren de diabetes sino también aquellos que tienen trastornos menores del funcionalismo del páncreas se han visto beneficiados con el uso de esta especia multifacética. Y es que recientemente se han descubierto propiedades de la canela que permiten regular la producción de insulina en aquellos pacientes con diabetes tipo II en los cuales el páncreas aún tiene capacidad de producir esta hormona.

Con este efecto no solamente balanceamos la insulina sino que se pierde grasa de la zona de la cintura y abdomen como una consecuencia secundaria. Ni hablar del hecho aislado de que la canela es una especia que es capaz de estimular el metabolismo. Entonces ¡a ponerle canela a nuestras comidas para alegrar nuestros platos!

 



Deja tus comentarios aquí: