La energía de los colores

Se llama como terapia o terapia de los colores, a la utilización terapéutica de la Energía de la Luz a diferentes frecuencias (colores).

Es un método de armonización en el cual los colores corresponden a vibraciones que tienen velocidades, longitudes y ritmos de ondas diferentes. Aunque no seamos conscientes de su efecto, los colores ejercen una influencia física, psíquica y emocional sobre nosotros.

La utilización de los colores como terapia se basa en la influencia que tienen los sentidos, dependiendo de la información que ésta recibe por medio de ellos, puede ser modificada.

Así como las plantas en su proceso de fotosíntesis transforman la luz solar en energía, los seres humanos podemos asimilar las vibraciones sutiles de los colores para armonizar nos y regular desarreglos energéticos.

Los orígenes de esta terapia basada en las vibraciones de los colores se remonta a la helioterapia (terapia por medio de los rayos de sol) que fue muy importante en la práctica de la medicina tradicional de las grandes culturas antiguas, básicamente Egipto, Irán, India, Persia, Grecia, Tíbet y China, donde ya conocían las propiedades curativas del color y las aplicaban en muchas formas, no sólo como sanación sino también en la arquitectura, el agua, el brillo de la luz através de los cristales.

En Egipto, tenemos el ejemplo del templo de Heliópotis, o templo solar, en Honor a su Dios Ra, que se consideraba que era el que daba la Salud y prolongaba la Vida. En el templo, los sacerdotes curaban con la ayuda de piedras preciosas utilizadas como lentes que filtraban la luz solar. Se realizaban curaciones según los colores presentes en las distintas horas del dia, porque las habitaciones del templo estaban diseñadas de manera que los rayos solares se descompusieran en los siete colores del espectro y fueran de este modo, útiles para la curación.

En Irán, las mezquitas tenían azulejos vidriados de diferentes colores para reflejar la luz, y según la tradición eran utilizados para la purificación del espíritu. Esta terapia siempre ha existido también en la India, donde fue llevada por los médicos procedentes de Persia, que se encargaron de trasmitir la tradición con la medicina ayurvédica. En el reino de Babilonia, en la antigua Grecia y en el Tíbet, en el libro de los muertos se puede leer: “La esencia del hombre, su ser interior, está relacionada con el color”. En la China imperial, donde se ha elaborado la medicina energética basada en los ciclos y la teoría de los cinco elementos, la observación del color de la piel de los pacientes servía de base para realizar los diagnósticos.

¿Cómo lograr que la vibración de los colores armonice nuestro ser? Hay formas “caseras” de aplicar la cromo terapia en la vida diaria, pudiendo así aprovechar naturalmente las vibraciones de los colores y de la luz. Con el uso de la cromo terapia podemos, desde mejorar rápidamente nuestro estado de ánimo, hasta mejorar malestares o desórdenes físicos. Para un malestar específico en alguna parte se puede utilizar el color deseado en la zona concreta, por medio de una prenda de vestir o una gema.

En el hogar son muy importantes los colores en las paredes, decoraciones, nuestra vestimenta, y aunque parezca raro, los colores de los alimentos que consumimos. La alimentación es una de las maneras más eficientes de restaurar el equilibrio del color en un organismo. Las frutas, los vegetales y los cereales reciben la mayor parte de su energía directamente de la luz del sol y del magnetismo de la tierra, en diferentes grados de acuerdo con sus cualidades naturales. Por ejemplo: la acción del color naranja podrá ser activada por una alimentación que incluya vegetales y frutas de cáscara anaranjada, tales como mandarina, naranja, melón, mango, melocotón, zanahoria, calabaza, etc.

Pueden utilizarse también botellas transparentes de vidrio, envueltas en papel celofán del color que deseemos. Se llenan de agua y se ponen al sol durante unas cuatro horas antes de tomarla.
Una lámpara de color o luz solar artificial es muy utilizada en clínicas, lugares sin sol y durante la noche. Constituye el tratamiento más común en la cromo terapia. La luz coloreada es la forma más sutil y eficaz de utilizar el color en la curación, proyectando una luz con una pantalla del color deseado.

Rojo: es un color caliente, genera vitalidad y eleva la temperatura del organismo. Estimula la sexualidad y los procesos creativos. Ayuda a superar los estados de decaimiento y depresión, aumentar la fuerza de voluntad y la paciencia. Físicamente es estimulante del hígado y de la circulación de la sangre.

Naranja: color cálido y alegre. Aumenta el optimismo. Ayuda a aumentar la inmunidad. Estimula el apetito y colabora en la eliminación del dolor. combate la fatiga y estimula el sistema respiratorio.

Amarillo: también cálido, es un color que inspira, vitaliza y estimula. Se emplea en problemas digestivos y de la piel. Agudiza el intelecto y la capacidad de aprendizaje.

Verde: color sedante y calmante, tanto física como mentalmente. Otorga paz. Ayuda en casos de insomnio. Es útil para reposar, fortificar y mejorar la vista, alivia dolores de cabeza y gripes. Ayuda a calmar dolores y estados nerviosos.

Azul: color sedante, refrescante, antiséptico, antiinflacionista y antiespasmódico. Proporciona paz y tranquilidad. Alivia fiebres, dolores de cabeza, de muelas, cólicos y molestias de cualquier tipo. También es útil en casos de insomnio y asma. Ayuda a cicatrizar heridas y alivia las quemaduras.

Violeta: es el color de la espiritualidad y la intuición. También ayuda a combatir el insomnio. Calma el sistema nervioso y tiene un efecto sedante. Disminuye la angustia y los miedos. Tiene propiedades antisépticas. Físicamente ayuda en casos de contracturas y anemias.

http://almahue-almahue.blogspot.com



Deja tus comentarios aquí: