¡Llegó Diciembre! Por eso hay que cuidarse más

¡Llegó Diciembre! Por eso hay que cuidarse más

Es difícil pensar en diciembre y la Navidad como una época en la que haya que cuidarse más. Pero debe ser así, porque durante estas fechas estamos más propensos a accidentes y enfermedades.

Son muchos los que abandonan sus dietas y rutinas de ejercicios durante el mes de diciembre. Las razones son diversas, y van desde salir de viaje hasta tener en casa a toda la familia.

Abandonar la dieta y el ejercicio para quienes solo los utilizan para mantenerse en forma, simplemente supone que en enero deberán remontar la cuesta para desintoxicarse, recuperar la figura y volver a estar en buena forma física.

Pero este no es el caso de diabéticos, hipertensos, obesos y personas que sufren enfermedades del corazón o que viven con condiciones crónicas como la celiaquía o la gastritis. Por ello es vital cuidarse.

Por otro lado, diciembre suele ser una época asociada a los accidentes. Usualmente aumentan los incidentes de tráfico, así como los accidentes domésticos y, obviamente, con juegos pirotécnicos.

A esto hay que sumar, la incidencia que tiene en la salud, la emotividad propia de estas fechas. Cada día hay más personas solas y deprimidas en el mundo, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así que, comenzó diciembre y hoy más que nunca tienes que cuidarte. Aquí te damos algunos sencillos consejos para ello:

  1. Vigila tu alimentación. No se trata de que te prives de todo el menú navideño, ni de las múltiples invitaciones que estas fiestas suponen. Simplemente debes tener conciencia de hasta dónde puedes permitirte llegar sin ocasionar un daño severo a tu salud. Consulta con tu médico de cabecera cuáles excesos y cuántos puedes cometer, y resérvalos para los días especiales.
  2. Muévete. Si no sientes ánimo o no tienes tiempo de asistir al gimnasio o práctica deportiva, organiza una sencilla caminata. La puedes hacer cerca de tu casa o en cualquier lugar si vas de viaje. Y si no puedes salir a caminar, busca alguna rutina por Internet que te mantenga activo al menos 30 minutos, 3 veces por semana. Si no, ¡improvisa! Sube y baja escaleras, salta la cuerda, e incluso, haz el amor.
  3. Cuidado con la medicación. Si vas a salir de viaje, empaca toda tu medicación. Así pienses que al día siguiente vas a volver. No suspendas tu medicación por ninguna razón. Y si se te presenta algún inconveniente o si vas a consumir alcohol, consulta con tu médico tratante.
  4. Relájate y disfruta. Si estás feliz es más probable que quieras cuidarte. Así que piensa menos en el estrés que supone emprender un viaje, comprar algún regalo o tener la casa llena. Concéntrate en la felicidad que cada pequeña cosa supone.

Prepárate desde hoy para tener una ¡Feliz Navidad!



Deja tus comentarios aquí: