Los niños que tienen mascotas son más felices

Los niños que tienen mascotas son más felices

Las mascotas son parte de la vida de muchos niños. Es muy común que nuestros hijos nos pidan un animalito en casa. ¿Quién de niño no pidió tener una mascota?. Según estudios se ha demostrado que los niños que tienen mascotas son más felices, sociables, sufren menos de estrés y hasta mejoran su autoestima.

La mayoría de padres encuestados afirmó que el tener una mascota en sus hogares trajo bastantes beneficiosos a sus hijos,  se volvieron más sociables, alegres, activos y menos sedentarios; dedicándose más a los deportes y actividades físicas con sus sus mascotas. Alrededor de 3/4 de los niños en los Estados Unidos viven con mascotas, más de los que viven con ambos padres. Los niños de familias monoparentales tienen niveles significativamente más altos de unión con sus mascotas que los de las familias biparentales (Bodsworth y Coleman, 2001).

Recuerdo cuando Fabio nos pidió tener un perrito, durante un año estuvimos en la toma de esta decisión; yo jamás había tenido una mascota y la verdad sentía temor. Cuando los padres accedemos a esta petición debemos hacerlo en un acto de responsabilidad, explicándole a nuestros hijos que no es un juguete, sino un ser vivo que necesita de cuidados.

Desde que Jacob, un hermoso beagle, llegó a nuestras vida entendí la importancia de una mascota en el hogar, es increíble lo que uno aprende en materia de relaciones, porque además de enseñarnos responsabilidad, la posibilidad de tener un compañero de aventuras, que crece junto con nuestros hijos, que aprende de nosotros, que te colma de un amor incondicional, nos hace ver que el mundo y el hogar no sólo giran a nuestro alrededor.  El tener una mascota es una estupenda oportunidad para enseñarles a nuestros hijos el respeto por los animales, incluso para aprender a tratar a las personas de la misma manera.

Uno debe elegir sabiamente a sus mascotas. No sólo tiene que ir a una tienda y comprar una sin pensarlo mucho. Asegúrese de que está listo para el compromiso. Se debe elegir una mascota  que se adapte al modo de vida familiar y a las condiciones del hogar. Cuando se adopta una mascota debe ser un compromiso de por vida, y no es algo que sólo puede disponer de cuando te cansas de cuidar de ella. Las preferencias de los niños en la elección de una mascota son: perros, gatos, hámsters, tortugas y peces.

Fabio es súper feliz cada vez que Jacob le da la bienvenida a casa cuando llega la escuela, cuando juegan al escondite, y cuando se acurruca cerca a la hora de dormir. Considero que las mascotas son la ”pega” que junta a los miembros de familia e incrementa el aumento de la cohesión familiar. Mejoran la vida diaria, promoviendo una mayor interacción y comunicación.

Beneficios de las mascotas para los niños

  • Las mascotas son adorables, amigos leales.
  • Enseñan cómo cuidar de los demás.
  • Enseñan acerca de la responsabilidad.
  • Jugar con mascotas te hace sentir feliz.
  • Tener una mascota evita sentirse solo o deprimido.
  • La convivencia con la mascota ayuda a desarrollar el sentido de la responsabilidad y a comprender que los otros también tienen necesidades. Es recomendable que el niño se haga cargo de las pequeñas tareas que supone tener un animal en casa: paseo, comida, lavado del plato de comida, etc.
  • Convivir con una mascota desde edades tempranas ayuda a desarrollar mayor seguridad en sí mismo y en las relaciones con los demás. Son niños más sociables y con mayor capacidad empática hacia los  demás. Además la relación con otro ser vivo ayuda a desarrollar aspectos de la comunicación no verbal y la capacidad de intuición.
  • También los niños que conviven con mascotas pueden llegar a entender mejor los procesos vitales como el nacimiento y la muerte.
  • En los casos de celos por la llegada de un nuevo hermano, la mascota puede mermar los ataques de celos.
  • A nivel inmunológico, algunos estudios afirman que la convivencia con perros y gatos desde el nacimiento refuerza el sistema inmunológico y previene la aparición de alergias.

 Consideraciones a la hora de tener mascotas

  • Amaestrar bien al animal, educar al niño para que lo respete y no lo moleste cuando está comiendo o durmiendo.
  • Al comprar o adoptar a una mascota se debe elegir una raza pacífica, que tenga un temperamento adecuado  para estar con niños.
  • Es primordial vacunarlos, llevarlo regularmente al veterinario.
  • El factor higiene es muy importante. Mantenerlos limpios, libres de pulgas, etc.
  • Siempre se debe lavar las manos después de tocarlos.

La responsabilidad final del cuidado de la mascota es de nosotros, los padres, y no del niño.



Deja tus comentarios aquí: