Mi voz, mi comunidad

Este martes 21 de marzo se conmemora el Día Mundial del Síndrome de Down bajo el lema #MivozMicomunidad. La idea es que las personas con esta condición puedan expresarse, ser escuchados y, sobre todo, ejercer influencia en la política y en las acciones gubernamentales, para ser totalmente incluidos en sus comunidades.

La inclusión de las personas con Síndrome de Down, por fortuna, cada día es mayor y más notoria. Por ejemplo, recientemente en Francia, un canal de televisión permitió que una joven con Down presentara el tiempo. Para sorpresa de todos, el espacio logró el mayor rating en la temporada.

Muchos más escenarios se han sumado a la inclusión. La Semana de la Moda en Nueva York, conmovió al mundo cuando hace un par de años admitió en su selecta pasarela a un grupo de modelos con Down. También la London Fashion Week aceptó una diseñadora guatemalteca con esta condición, cuya presentación tuvo gran éxito.

Igual apoyo ha brindado A&E con su reality Show “Mi vida con Síndrome de Down”. La serie no solo le ha valido un premio Emmy, sino que ha superado la primera temporada. Sin duda, una oportunidad magnífica para aprender a convivir con quienes tienen esta condición, gracias a la historia de sus siete participantes.

Lea también: Conozca la importancia de la inclusión para las personas con Síndrome de Down

Pero, mientras el mundo celebra las diferencias y trata de convivir de la mejor manera con ellas, en Islandia, crece el genocidio contra los bebés con Síndrome de Down. Según Infovaticana, el ginecólogo Peter McParland, ha informado que en los últimos cinco años no ha nacido ningún bebé con esta condición. Es decir que, el 100% de los niños diagnosticados con trisomía 21, han sido abortados.

Según este doctor irlandés, Dinamarca se encuentra en el segundo puesto, y se estima que en aproximadamente 10 años no existan personas con Síndrome de Down en dicho país. Luego de Dinamarca estarían Gran Bretaña y Estados Unidos, donde el 90% de los bebés diagnosticados con esta condición son abortados.

Lea también: Cambiemos la forma en que vemos a las personas con Síndrome de Down

Este 21 de marzo, la invitación es a incluir en tu comunidad a las personas que viven con Síndrome de Down. La idea es que ellos puedan tener mayor autonomía e independencia. Su voz merece ser escuchada; y para ello, debemos dejar de lado nuestros prejuicios y limitaciones.



Deja tus comentarios aquí: