Minecraft, nueva herramienta educativa en las escuelas

El desarrollo acelerado de la información digital está implicando otros retos para la educación, y es el hecho de esta nueva generación que han nacido con la tecnología y que se enfrentan al conocimiento desde principios diferentes a los del pasado. Algunos maestros están utilizando Minecraft para enseñar materias como física, geografía, historia, inglés. Este juego mezcla exploración, supervivencia y construcción, ofrece la opción de jugar con amigos. Se desarrolló en el año 2010 y su creador es el sueco Marcus “Notch” Parssons.

Actualmente existe una versión diferente a la del juego tradicional, se llama MicraftEdu y le da la posibilidad a los profesores de crear contenido para sus clases y hasta controlar a sus alumnos mientras juegan. Santeri Koivisto lidera el equipo de profesores y programadores que viven entre Finlandia y Estados Unidos y buscan reinventar juegos digitales para ser usados en el aula.

Este equipo ha añadido al juego herramientas para que los profesores puedan diseñar mundos adaptados a las necesidades de cada lección y para que puedan controlar la experiencia de sus alumnos durante la partida. MinecraftEdu ya se está usando en 150 centros educativos en todo el mundo, los profesores que lo han probado están contentos con los resultados. Los alumnos no sólo han aumentado las calificaciones, también ha aumentado la participación en clase. Hay muchos maestros que comparten sus lecciones y cualquiera puede aprovechar el trabajo de la comunidad para sus propias clases.

Joel Levin es profesor de informática de primaria en una escuela privada de Nueva York, es el “Minecraft Teacher” lleva tres años utilizando el videojuego en sus clases como un libro de texto. Este profesor descubrió el potencial que tiene el juego cuando lo probó su hija de cinco años, al darle confianza, generarle inquietudes, y hasta resolvía problemas matemáticos sencillos (cuántas ovejas tenía que esquilar para construir una cama), incluso aprendió a escribir su primera palabra jugando Minecraft. Gracias a esa experiencia con su hija, el profesor Levin se animó a llevar el juego al aula.

El Minecraft Teacher” asegura que los resultados fueron estupendos desde la primera clase, sus alumnos estaban emocionados por saber qué aprenderian, los niños se han familiarzado con el uso del mouse y el teclado, saben buscar información en internet,  tienen conocimientos sobre la privacidad, así como también cómo se debe tratar a los demás en la red.

Esta herramienta lúdico-educativa la han estado implementendo en muchos colegios alrededor del mundo. Un profesor de Historia  ha creado sus propios mundos ambientados en la Antigua Grecia e invita a sus alumnos a resolver actividades desde casa como actividad complementaria. En Argentina, para complementar las clases de algunas materias en varios colegios también hacen usan Minecraft. Los maestros afirman que más allá de los conocimientos adquiridos por los niños, los alumnos que utilizan Minecraft  mejoraron aspectos vinculados con el trabajo en equipo ya que cuando utilizan este videojuego deben alcanzar objetivos grupales y coordinar las tareas por realizar a través del chat del juego.

Aún y cuando utilizar video juegos para enseñar es todavía un concepto, quizás muy nuevo, y sólo un puñado de escuelas han aplicado en sus currículos, me parece maravilloso que nos brinden contextos abiertos, con nuevas ideas y posibilidades al esquema tradicional de la educación, en donde los niños puedan aprender de divertida. Así como afirmé en un post pasado, repito que la tecnología es fundamental dentro en la educación de mi hijo y ojalá esta ola educativa digital llegue pronto a todos los países de Latinoamérica y se aplique en todas las instituciones educativas.



Deja tus comentarios aquí: