Momentos que importan – Parte 12: Invertir en la incertidumbre

Momentos que importan – Parte 12: Invertir en la incertidumbre

Con frecuencia hablo sobre mi primer mentor, Bill. Un día en los años 80 estaba almorzando con Bill en el Howard Johnson y un amigo suyo se acercó a la mesa. Resultó que este señor regentaba una franquicia de Bojangles. Me presentó y ellos continuaron hablando. Una vez que terminaron, me dijo: “nunca pierdas la oportunidad de conocer gente importante”. En ese momento yo no pensaba mucho sobre eso, pero hace alrededor de dos años, recibí una llamada de aquel caballero y me ofreció el trabajo de ayudarlo a abrir un nuevo restaurant en su corporación. No creo que me haya reconocido, pero me enseñó una lección. Años después cuando atendía al taller de Tom Hopkins, una de las cosas de las que habló el Sr. Hopkins es que al principio de su carrera, tuvo la oportunidad de conocer a J. Douglas Edwards, lo invitó a almorzar y se convirtió en su protector. Resonó conmigo, pero cuando escuché a mi mentor y amigo Tony Robbins contar la historia de cuando salió de su zona de confort y tomó un viaje de dos semanas a Asia con un grupo de gente adinerada justo cuando él pensaba que no podía hacerlo y cómo este viaje cambió su vida, el mensaje finalmente encajó: cuando tengas la oportunidad de estar rodeado de alguien que puede impactar tu vida, ¡haz la inversión en tu incertidumbre!

Me siento honrado de ser capaz de conocer muchas personas únicas e impactantes a lo largo de mis viajes e interacción con los medios de comunicación. Un par de años atrás hice la inversión en el mundo del podcasting. Yo no sabía del valor que podía tener para mí, sino que era una avenida para compartir algo de mi contenido en un formato de audio. Si me has escuchado hablar o has leído mi libro Momentos que importan hablo sobre la agudeza sensorial y sobre el comunicarse en la modalidad de la persona con la que estás interactuando. Uno de mis principales aprendizajes es ser coherente con mi mensaje. Tony Robbins me enseño esto: ser auténtico y congruente es altamente valorado, así que estar en podcast me permite ser coherentes con mi modalidad auditiva. A través de mis entrevistas en formato podcast he conocido muchas personas únicas que me sirven de líderes para conocer otras personas únicas e impactantes. Mi compañera de podcast, Jessica Rhodes, ha sido clave en asegurarse que mi mensaje está en sintonía con el show en el que me encuentro. En febrero, Jessica me pidió que estuviera en un panel en un podfest en Orlando. Una vez que dije que sí, pedí hacer un corta charla a los asistentes. Así que al día siguiente hice esa charla y conocí de pasada a Aaron Walker. Yo había escuchado hablar sobre Aaron, pero no sabía mucho sobre lo que hacía. Pasamos aproximadamente solo unos minutos conociéndonos y comprometiéndonos a permanecer en contacto. Unos tres días después hablamos y me invitó a formar parte de su grupo. Al principio sentí humildad y me sentí honrado por su invitación y me preguntaba a mí mismo cómo podía añadirle valor. Pero tomé la oportunidad de ser parte de su grupo; invertí en la incertidumbre y hace dos semanas pasé el fin de semana con el grupo completo en Tennesee conociendo a gente muy exitosa e impactante quienes no juzgaban, sino que venían con una misión de hablar sobre lo que hablo de forma consistente: añadir valor a otros en lugar de buscar obtener valor primero. Si no hubiera invertido en mi incertidumbre, no habría sido posible conocer a este extraordinario grupo de personas.

Recientemente hice un podcast y una entrevista radial con Lisa McDonald. Instantáneamente conectamos y luego de la entrevista nos quedamos en la llamada para hacer los agradecimientos. Durante esa conversación discutimos sobre cómo ella llegó hasta donde está, y mencionó un almuerzo al que atendió en Toronto. Ella amablemente me invitó como su huésped. Al principio pensé “gracias, pero no tengo tiempo”, pero después de pensarlo, recordé la lección que aprendí de mis mentores Bill, Tom Hopkins and Tony Robbins. Así que liberé mi agenda e hice la inversión de tiempo y dinero para ir a Toronto con incertidumbre sobre el resultado. Le avisé a mi publicista Rania, sabiendo que ella vive en Toronto. Cuando llegamos al almuerzo Lisa me saludó y escogió una mesa que daba al frente del salón. Inmediatamente, me presentó con el anfitrión del almuerzo Jeffrey Hayzlett. Había escuchado sobre él, pero realmente no conocía sus antecedentes. A medida que transcurría el almuerzo escuchando sobre sus antecedentes y dónde estaba ahora; yo estaba muy impresionado. Finalizamos el almuerzo y Rania me ayudó a hacer un Facebook live con Lisa ya que pensé que había terminado. Pero no. Jeffrey invirtió unos cuantos minutos hablando conmigo, él conocía mis antecedentes, hablamos sobre el Milagro sobre el Hudson, sobre Sully, sobre lo que yo hacía. Le di una copia de mi libro, nos tomamos la foto y pensé que ya estaba listo. El día siguiente recibí un correo electrónico de él para hacerme seguimiento y tomar algún tiempo para discutir sobre mis objetivos y resultados. Si no hubiera tenido a Lisa invirtiendo en mi incertidumbre, habría perdido la oportunidad no solo de conocer, sino hacer estrategias de cómo potencialmente agregar valor a la misión del otro; su misión con The Hero Club y C-Suite Radio.

Así que la próxima vez que tengas la oportunidad de conocer a alguien importante, único o con impacto, tómala. Esa sola interacción puede llevarte a un viaje que no habrías podido siquiera imaginar. Te ampliará tu perspectiva y tu mente en lo que es posible y tu visión del mundo evolucionará y crecerá. Tomando esa oportunidad en incertidumbre hará que todos los ¡MOMENTOS en tu vida IMPORTEN!

 

Traducción: María Teresa Febreiro

https://www.facebook.com/MTCCPTY/

[email protected]



Deja tus comentarios aquí: