Momentos que importan – Parte 11: Lo principal

Momentos que importan – Parte 11: Lo principal

La semana pasada la pasé en Vancouver, Brithish Columbia. Había estado en Vancouver un par de veces antes, pero fueron muy rápidas, así que no tuve la oportunidad de ver todo lo que la ciudad tiene para ofrecer. Si nunca has estado allá, debes hacer una lista de “lugares que deben ser visitados”. Mi publicista Rania Walker arregló una gran semana de entrevistas entre las conferencias que ya tenía en agenda. La primera entrevista para televisión fue en el programa Breakfast Television Vancouver. Yo había estado antes en BT Toronto y fue una grata experiencia. Riaz Meghji fue seleccionado para entrevistarme. Yo estaba realmente impresionado con Riaz, ya que no solo había pasado cinco minutos conmigo antes de la entrevista, sino que había investigado sobre mí y el síndrome de crecimiento postraumático. A medida que hacíamos la entrevista, algo me recordó que hacía 15 años había escuchado sobre verdaderos profesionales y líderes; ellos tienen la mentalidad de no solo estar en el momento, pero se enfocan y mantienen LO PRINCIPAL como LO PRINCIPAL.

Unos 15 años atrás, tuve la oportunidad de conocer a nuestro pastor-conferencista. Cuando era joven y crecía en la Iglesia metodista, conocer al pastor era algo grande. Recuerdo que cuando conocí al pastor de Virginia yo estaba en bachillerato, y el ministro nos hizo pulir la base de los asientos. Nuestro pastor en la parte oeste de Carolina del Norte para ese momento visitó nuestra iglesia invitado por nuestro ministro y ahora pastor de Florida: Ken Carter. Ken fue muy amable al presentarme y tuve la oportunidad de pasar un par de minutos con él mientras se alistaba para hablar en nuestra iglesia sobre “Mantener lo principal, como lo principal”. El mensaje del pastor Jones estaba enfocado en la principal misión de la Iglesia y que si nos manteníamos enfocados en lo principal, y lo principal es Jesucristo, habríamos cumplido con la misión de la Iglesia. Ya yo había oído sobre esto antes cuando escuchaba a Stephen Covey hablar, pero realmente resonó conmigo cuando el pastor Jones lo compartió en este contexto. Cuando comparto en mis charlas y talleres Liderazgo enfocado en la misión, los extraordinarios líderes que he conocido y leyendo sobre las entrevistas todos tenían ese tema en común: ellos se mantenían enfocados en la misión que tenían entre manos y mantenían lo principal en su área de enfoque.

Ayer hice una entrevista en podcast con Kevin Kruse que sería publicada en Forbes.com. El había entrevistado recientemente al capitán Sullerberger. Fue una entrevista fantástica ya que compartí mi perspectiva sobre lo que pasó ese día en el vuelo US Airways 1549, asiento 15A y el heroísmo que los capitanes Sullerberger y Skyles demostraron ese día. Un tema que resonó conmigo durante esa entrevista fue que la principal herramienta que tiene el capitán Sullerberger y que todos los líderes actualmente tienen es que, cuando las cosas parecen ir hacia el sur y las esperanzas se desvanecen, en el segundo final él mantuvo el foco en la misión, en lo PRINCIPAL: aterrizar ese avión con todos a salvo. ¿Cómo sé esto? Porque he hablado con él y he escuchado sus entrevistas en donde habla de su fe. El dijo: “teníamos 154 personas orando, él necesitaba enfocarse”. Necesitaba mantener lo principal como lo principal.

Así que la próxima vez que te encuentres yendo hacia los lados y saliéndote del camino, vuelve a lo básico, recuerda lo que los grandes profesionales y líderes hacen; enfócate en el por qué haces lo que estás haciendo. Cuando me encuentro bajo de energía y sin oportunidades, vuelvo otra vez a esto que escuché de Stephen Covey y luego del pastor Jones, y lo aplico en cada área de mi vida: mi familia, espiritualidad, emociones, finanzas, mi físico, por la Cruz Roja y para mi negocio. Nunca me falla. Cuando mantengo LO PRINCIPAL como LO PRINCIPAL y esto se convierte en mi misión, impactando la vida de alguien todos los días de mi vida, incluyendo a mis amigos, y por qué hago lo que hago.

Hasta la próxima, y recuerda que todos esos momentos que piensas que no valen la pena, no sabes cuáles de ellos ¡IMPORTAN!

 

Traducción: María Teresa Febreiro

https://www.facebook.com/MTCCPTY/

[email protected]

 



Deja tus comentarios aquí: