Conecta tu espíritu con música

Una de las actividades que siempre me han levantado el ánimo es escuchar música y bailar. Esto sucede especialmente luego de haberme sumido en una profunda reflexión por ciertos acontecimientos que han ocurrido en mi vida.

Ciertas canciones tienen una especial capacidad para encender mi ánimo cuando éste, por alguna circunstancia especial, se encuentra sumergido en tristeza. Ciertos temas musicales los he almacenado en mi memoria como si realmente hubieran sido escritos para mí. Con ellos he sentido una gran empatía, y hasta altas dosis de fortaleza me han dado como si de mi mejor amigo se tratara. La música me obsequia una palmadita en la espalda, por no decir un abrazote solidario.

“You gotta be” de Des’ree es uno de esos temas a través de los cuales me he sentido identificada en ciertos momentos de turbulencia en mi vida. Primero, porque es interpretado por una mujer, y como ya saben ustedes nunca podría traicionar a mi género, y segundo porque contiene un mensaje sencillo pero con mucho poder, el cual logra despertar lo positivo que hay en mí, haciendo que florezca una sonrisa y que mi cuerpo se mueva y se transporte hacia lo mágico de mi baile.

musica-espiritu“Mantén la cabeza en alto, tienes que ser fuerte, mira tu futuro con fortaleza y vence la tristeza porque al final el amor será la salvación de tu día”. “You gotta be” es apenas una mínima muestra de las canciones que han logrado mover mi espíritu.

“Dream on” de Aerosmith, o “No hay montaña suficientemente alta” de Marvin Gaye por nombrar algunos, se encuentran almacenados en la biblioteca musical de mi alma para recordarme que mis sueños cambian y tengo que reconocerlo. Que a pesar de que los planes no siempre funcionan como yo quisiera, debo mantenerme firme soportando el viento y cargando el peso sobre mis hombros “Like a rock” de Bob Siger.

También existen otros tantos temas musicales que entran en sintonía con mis alegrías, y me dan ánimo para gritarle al mundo que sí soy capaz de salir del cascarón de la conformidad y la apatía, para lograr mis retos y mostrar a la humanidad una nueva actitud de positivismo. Y ¡que mejor muestra que “I’m coming out” de la eterna Diana Ross!

Y así sucesivamente, creo que no pararía de contar las canciones que se funden con mis sentimientos. En español también hay muchas que me hacen recordar nostalgias y viejos amores. Esas también las guardo como el más hermoso tesoro en un rincón de mi corazón.

Bella la música en su todo, con su lírica y su melodía. Ella me ha acompañado a pasar capítulos, a recoger los platos rotos y comenzar todo de nuevo.

¿Cuántos de ustedes han sentido esta maravillosa conexión con determinada canción? Siento curiosidad!

 



Deja tus comentarios aquí: