No fabriques fantasías cuando quieras realidades

En esta plática, hablo de la diferencia entre pasión y talento proponiendo que la idea de poder lograrlo todo es utópica, no es absolutamente real: hay personas que no tienen la capacidad de conseguir lo mismo que Stephen Hawking, que Yuri o que Usain Bolt, porque, además del interés y la perseverancia en la lucha, hace falta tener talento, aptitud e inteligencia especial. De los talentos de cada quien despunta la diferencia entre el éxito convencional y el éxito personal.



Deja tus comentarios aquí: