Banner Cabecera

Nuestro ecosistema creativo

Cuando hablamos de “Ecología” en griego se traduce a “casa”, es decir, que al hablar sobre “Ecología Creativa” me refiero a poner tu casa en orden.

Y es que ha quedado demostrado que los seres vivos somos el resultado de nuestro entorno. Si no estamos rodeados de un entorno que estimule los sentidos, estaremos desperdiciando el potencial del que estamos cargados.

Muchas personas con grandes capacidades creativas crecieron en ambientes llenos de constantes estímulos, consecuencia de padres que impulsaban la necesaria independencia de los hijos dándoles tratos especiales. Estos progenitores invirtieron energía, tiempo y dinero para aportar lo necesario para que sus hijos pudieran desarrollar intensamente todos sus talentos.

Quizás, eres uno de esos pocos afortunados que se desarrollaron en ambientes como ese, pero si por el contrario eres como la gran mayoría, seguramente estás luchando para crear un entorno ideal para tu trabajo. Pero, ¿cómo saber si el entorno actual que te rodea es el que favorece tus energías creativas? Debes evaluarlo.

Quiero destacar que un entorno creativo ideal es aquel que involucra el espacio físico, social y económico.

Crear y mantener un entorno ecológico para mantener en constante estimulación a tu creatividad es un trabajo permanente. Debemos ajustarlo cada cierto tiempo para que se ubique en un estado pleno de equilibrio. Entonces, para que esté en armonía cotidiana debemos observar los subsistemas que lo influencian con gran detalle:

Entorno creativo: físico

El consejo más inmediato es hacerte de un espacio que puedas considerar tu “torre de control de Creatividad”. Este lugar especial es considerado el espacio físico en el que podrás experimentar, recuperar y recargar esas energías creativas. Mira un ejemplo evidente: los gerentes tienen su despacho, los carpinteros un taller, los artistas su estudio; así como ellos debes tener tu lugar, ese que está reservado solo para ti.

Ese lugar de trabajo deber ser donde puedas encontrarte contigo mismo, aislado de los mensajes que nos distraen y bombardean. En ese espacio, debes poder sentarte, meditar, relajarte, concentrarte en ti mismo, limpiar redes que ciegan tu mente.

En mi caso ando evaluando la posibilidad de mudarme y la logística que esto debe llevar me está haciendo pensar en rentar un nuevo departamento con una habitación extra en la que pueda aislarme de este círculo para poder escribir, diseñar y componer (mis pasiones impulsadas por la energía creativa que no necesariamente deben entender o compartir los miembros de mi segunda familia).

Entorno creativo: social

Claramente está compuesto por todas las personas que forman parte de tu rutina, familia, amigos, aliados, socios, competidores, enemigos… Preguntémonos: ¿cuán poderosas son esas influencias en nuestra vida? ¿Cuánta energía creativa nos quitan? ¿Sucede esto constantemente?

Se ha comprobado que los padres de los niños creativos les han dado atenciones especiales, lo hacen porque ellos también son abiertos, creativos y menos rígidos con respecto al cumplimiento de las reglas impuestas por la sociedad.

Seguramente ya eres independiente de tus padres, pero el hecho de que no vivas con ellos no quiere decir que hayan dejado de ser una influencia poderosa para ti. También está la familia que hemos elegido: parejas, amigos y demás personas importantes en tu vida, observa la estructura de tu entorno actual y considera las acciones que vas a ejecutar en los próximos meses.

La creatividad es una empresa social. Debemos pensar en la enorme importancia que tiene trabajar en colaboración para tener éxito en el mundo moderno en el que vivimos. Es necesario rodearse de personas que estén activamente comprometidas en la creación de obras similares y que a su vez estimulen nuestra creatividad.

Entorno creativo: económico

El dinero es un aspecto importantísimo en nuestras vidas. Puede determinar el tamaño de nuestro hogar, trabajo, alcance de los proyectos, nos ayuda a dirigir las decisiones, producir, vender y más. El dinero influye en el tiempo y energía que dedicamos a nuestros sueños.

Seguro has tenido etapas en las que el dinero no fluía tanto como en épocas anteriores, quizás te encuentras justo en ese momento de tu vida y sientes que no saldrás adelante al dedicarle solamente tu tiempo a pensar en cómo pagarás la renta, préstamos y demás, ¿Qué puedes hacer para calmarte y poder pensar en tus pasiones y poner a trabajar a tu mente en calma?

  • Elabora un presupuesto de tus necesidades esenciales, eso te ayudará a vivir con menos hasta que tu carrera esté en marcha.
  • Si no tienes opción, busca un trabajo en el que puedas reunir dinero y salir de tus deudas. Mientras lo haces, participa como colaborador o voluntario en actividades relacionadas con tus intereses. Hacerlo te da la oportunidad de drenar tu energía creativa y quizás puedas relacionarte con gente de esa área que a la larga podría presentarte una oportunidad para ganar dinero en ese campo.

Nuestro ecosistema creativo está influenciado por el entorno, es imposible pensar que vivimos en el vacío. Crea, forma, construye relaciones, amistades, aliados que compartan alegrías y triunfos. Es genial hacer las cosas solo pero cuando se comparten sueños, anhelos, tareas y resultados con otras personas, puede ser gratamente maravilloso.



Deja tus comentarios aquí: