Banner Cabecera

¿Por qué suben los globos?

Una vieja historia cuenta que un vendedor de globos se las ingeniaba muy bien cuando sus ventas comenzaban a bajar.  Simplemente soltaba al aire un globo para atraer la atención de los niños, pero un día, un niño se le acercó y le preguntó: “Lo he visto soltando globos de todos los colores, pero si usted suelta éste”, señalando uno de un color poco llamativo, ¿subiría también? El vendedor le contestó: claro que sí subiría, porque lo que hace que los globos suban no es el tamaño, ni el color, sino lo que llevan por dentro.

Ese cariño interior también lo tenemos nosotros, y no es más que la Autoestima o Valoración como seres humanos que determina el concepto que tienen las personas de sí mismos.

La Autoestima no depende de tu apariencia física, ni del color de tu piel, ni condición social; sino de lo que llevas por dentro: que son tus aspiraciones, tus valores, principios y sueños que siempre nos acompañan estemos donde estemos.

El valor de un ser humano se mide por su condición humana, en esos sentimientos que atesoras, tu capacidad de amar, de trabajar, de ayudar a otros, de cumplir tus deberes de formar una familia.

La Autoestima empieza a construirse el día que se nace, con situaciones que vivimos con nuestros padres o seres queridos.

Ahora cuando Ud.  Decida verse en el espejo, de la imagen que allí se refleje, dependerá en buena medida su futuro personal.  Recuerde que el espejo solo reflejará lo que Ud. Quiere que él muestre.

¡Espejito! ¡Espejito! ¿De qué color es mi globo?

 



Deja tus comentarios aquí: