Potenciando la autoestima para crecer

Potenciando la autoestima para crecer

La autoestima es una de las llaves para la felicidad y la base para tener relaciones óptimas y en armonía. Representa el camino para cultivar nuestras emociones de una forma sana.

Para fortalecerla hace falta tomar en cuenta cinco elementos fundamentales, que parten desde nosotros mismos: aceptación, amor propio, autovaloración, cuidado y autoobservación.

Saber querernos, reconocernos y aceptarnos como somos nos abre la puerta de la abundancia y nos eleva la autoestima.

Para aumentar nuestra autoestima y fortalecerla, tomando en cuenta los elementos mencionados anteriormente, hay que fomentar una serie de hábitos que van desde lo espiritual y físico hasta lo mental y emocional.

Nivel físico: cuidar de nuestro cuerpo, llevando un estilo de vida saludable. Comer sano y hacer ejercicios con regularidad.

Mental: practicar la reflexión y el pensamiento positivo, y promover siempre la comprensión y el aprendizaje. Ser asertivos al momento de tomar decisiones.

Espiritual: la espiritualidad nos ayuda a afianzar el compromiso con nuestros valores, además de inspirarnos a evolucionar.

Emocional: fomentar nuestras relaciones con otras personas, ser empáticos y compasivos.

La autoestima es tomar la responsabilidad de nuestra vida, vivir de manera coherente, en armonía, equilibrio, respetando nuestro propio ritmo y fluyendo con él de manera natural.

Cuando fortalecemos nuestra autoestima es fácil encontrar nuestro rumbo y establecer objetivos con propósito, pensando, decidiendo y actuando de manera independiente de manera inteligente.

Las personas con alta autoestima aprenden, agradecen, planifican, confían en sus potencialidades y disfrutan lo que hacen. Suelen ser personas entusiastas, que asumen responsabilidades.

También se comunican de manera abierta, aceptan las diferencias individuales y saben expresar sus pensamientos. Es por todo esto que la autoestima es una de las llaves de la felicidad.



Deja tus comentarios aquí: