Recipientes para la lonchera segura

Recipientes para la lonchera segura

Preparar, empacar y almacenar alimentos en la lonchera puede ser para muchos una alternativa para ahorrar, para otros la mejor opción para bajar de peso y para un grupo cada vez mayor, una alternativa para mejorar los hábitos de alimentación.

En cualquiera de los casos, es de suma importancia seleccionar recipientes adecuados para la ocasión, que sean duraderos y que mantengan la calidad de los alimentos contenidos.

Existen tres tipos de materiales con los que se fabrican estos recipientes para almacenar alimentos: vidrio, acero y plástico, cada uno tiene sus ventajas y desventajas y en virtud del uso que se le de, algunos funcionan mejor que los otros.

Vidrio: es uno de los materiales más amigables con el medio ambiente, de larga duración y no intercambia sabores con los alimentos. A la hora de comprar, evalúe que la pieza esté entera y que no tenga astillas. Algo que no puede dejar pasar es que sea apto para el microondas pues cuando se trata de loncheras, el proceso de recalentar se hace en estos dispositivos. La mayor desventaja de este material es su capacidad para transferir el calor, que lo hace sumamente peligroso por el riesgo a sufrir quemaduras durante su manipulación, por esta razón la mayoría de los colegios prohíben este material en las lonchera escolares.

Acero: después del vidrio, es el material más ecológico pues su alta durabilidad hace que su reposición sea esporádica. Es un material inerte que no intercambia sabores con los alimentos. A la hora de comprar, tenga cuidado de no confundirlo con aluminio y otras aleaciones que no son aptas para almacenar alimentos. Prefiera aquellos envases con doble fondo, así la temperatura interna no se traspasa a la superficie externa, minimizando el riesgo por quemaduras cuando almacene alimentos calientes. Lamentablemente no hay muchas alternativas en el mercado, pero si busca con calma, conseguirá el que necesita.

Plástico: su versatilidad lo hace el material por excelencia para almacenar alimentos en la lonchera. A la hora de comprar, debe tener en cuenta varios detalles: el primero que sea apto para alimentos, pues no todos los plásticos son aptos. Seguidamente busque plásticos BPA Free, pues cierto tipo de plásticos cuando son sometidos a altas temperaturas liberan un material tóxico llamando Bisfenil A que se mezcla con el alimento y termina siendo ingerido por usted junto con su comida favorita. En la parte posterior del recipiente encontrará varios símbolos que le ayudarán a la hora de elegir el más apto. Debido a su porosidad, el plástico puede retener algunos sabores y dejar residuos que se mezclan con la siguiente comida. A la primera señal de deterioro, lo más conveniente es sustituirlos por envases nuevos. Si el plástico es traslúcido y comienza a tornarse opaco, esa es la señal para dejar de usarlo en la lonchera, pues la exposición al calor es un detonante para las reacciones de deterioro del material.

Evite consumir alimentos en recipientes de anime, en especial si necesita recalentar, pues este material no es apto para el microondas y puede ocasionar un accidente.

Para finalizar, es importante resaltar que para todos los recipientes, las tapas disponibles están hechas en plástico, por lo que a la hora de recalentar le recomiendo lo haga sin la tapa, colocando una servilleta de papel o algo que proteja al equipo de salpicaduras, así mantiene por más tiempo los cierres herméticos de las tapas.



Deja tus comentarios aquí: