Banner Cabecera

Saber entrar y salir

Entramos y salimos en la vida y no todos tenemos conciencia de las memorias que se mueven cuando lo hacemos. Entrar a una nueva relación, a un empleo, una mudanza, un viaje, salir de situaciones, cerrar ciclos, puede resultar tenso o liviano para algunos.

Una de las memorias que se activan es la del nacimiento, dime cómo naciste incluyendo el contexto y circunstancias y te diré cómo estás entrando y saliendo en etapas y ciclos en tu vida. Claro es inconsciente.

Si naciste por cesárea de acuerdo a herramientas terapéuticas como el renacimiento, quizás estés esperando que alguien te ayude a salir, si naciste por fórceps quizás por el contrario pudieras estar pensando inconscientemente que la ayuda es dolorosa, si viniste en un parto adelantado, sentirás que el resto de la gente va en cámara lenta y si por el contrario “te pasaste de tiempo” en el útero de mamá, sentirás que la gente vive acelerada, que tu ritmo es más relajado y no soportas que te presionen.

Pero yendo un paso más allá con el renacimiento cuántico, superar los guiones de nacimiento es la consigna. Naciste cómo y cuándo te tocaba. Solamente el hecho de nacer es ya una elección de éxito, por eso es importante que internalices que eres un milagro y que tienes el don del pensamiento creativo para entrar y salir amorosamente de las situaciones de tu vida. Porque sí aunque no lo creas, depende de ti, tus creencias. Los pensamientos sostienen los resultados externos y si sigues anclado en tus guiones de nacimiento u otros traumas de la infancia, la escuela, la sociedad o la familia, estarás predeterminando algunas circunstancias inconscientemente.

El trauma del nacimiento es profundo. La relación más íntima que jamás sostendremos con otro Ser es con mamá. Salir de su útero puede ser interpretado como riesgoso, esa separación puede acarrear para el bebé un dolor emocional muy grande. Si no lo miramos y trascendemos pudiéramos ir por la vida sintiendo como nos cuesta salir de situaciones y cerrar ciclos. Salir pudiera resultar amenazante. Asusta.

Puedes siempre salir con confianza porque si lograste hacerlo en el movimiento más trascendental de tu vida: Nacer, puedes hacerlo una y otra vez con éxito. Eres un (a) ganador(a). El trabajo comienza en ti, ten el valor de mirarlo, trascenderlo y recuperar tu conexión con la vida desde tu adulto sabio.



Deja tus comentarios aquí: