Banner Cabecera

Sal de la monotonía

En ocasiones nos vamos adaptando al ritmo de la vida, a las costumbres y cotidianidad del día a día, cayendo así en la rutina, esa que puede hacer que vivamos estancados en algo nos genera comodidad y, eventualmente, miedo a cambiar.

La rutina consiste en que no ocurra nada diferente y que cada día sea una copia del anterior. Nos levantamos de la cama, vamos al baño, desayunamos, vamos al trabajo, almorzamos, seguimos trabajando, vamos a la casa, cenamos y nos acostamos a dormir, y al día siguiente lo mismo.

Uno de los enemigos más grandes del éxito es la rutina, ser víctimas de ella nos hace perder el entusiasmo y evita disfrutar cada día al máximo. Cuando esto sucede, se hace difícil alcanzar los objetivos, metas y sueños.

Quiero compartir algunas claves para minimizar la rutina:

  • sal-rutinaComienza con cosas pequeñas, no es necesario hacer cambios grandes para sentirte mejor, por ejemplo cambia tu ruta para ir al trabajo, haz las compras en otro mercado, ve al cine otro día al que acostumbras ir, etcétera.
  • Toma riesgos, esto hará que rompas tus propias barreras, dejes el miedo atrás y te demuestres que puedes hacer cualquier cosa. Recuerda las palabras de Walt Disney: “Si puedes soñarlo, puedes lograrlo”.
  • Explora nuevas opciones de trabajo, carrera, nuevas maneras de demostrar tu calidad.
  • Descubre cosas nuevas, tienes a tu disposición una gran cantidad de información en Internet. Seguro encontrarás algo nuevo y bueno para ti.
  • Apúntate en eso que siempre has querido hacer o tienes tiempo sin hacer.
  • Toma unas pequeñas vacaciones, escápate un fin de semana con tu familia y/o amigos. Disfruta de la naturaleza.

Recuerda que cada día es una nueva oportunidad, así que sal y devórate el mundo, sal de esa rutina.

 



Deja tus comentarios aquí: