Ser abundante mientras vivas

Ser abundante mientras vivas

Muy probablemente al leer este enunciado, te habrás preguntado: ¿cómo es posible lograr ser abundante mientras vives? La respuesta a tu pregunta es sí, es totalmente posible lograrlo, empero, llegar a esta conciencia requiere del compromiso absoluto, sin dudas y con convicción, de que tocar la abundancia pasa primero por reconocer que hemos tomado la vida de nuestra madre, quien además estuvo dispuesta a recibirla de nuestro padre y así sostenernos. Sean cuales hayan sido las circunstancias, la única verdad en este instante es que usted está leyendo este artículo; por lo tanto, ¡usted está vivo!

Voy a dejar una cosa bien clara, si tiene problemas en la relación con su madre o no la conoció, insisto, usted está vivo. En ese sentido y para lograr el próximo paso a la plenitud, la abundancia y el éxito, mamá será el puente que une todos los caminos. Dejando esto bien claro y asumiendo que no tenemos que salir corriendo a decirle nada a mamá, solo integrarla en nuestro corazón y nuestra razón, la sensación inmediata será una inhalación de aire puro, ya que podemos agradecer la vida que ella nos dio. Ahora bien, el que seamos pobres o ricos, también trae una enseñanza implícita, por ello al aceptar la vida aceptamos nuestro destino con amabilidad, podemos pedirnos perdón por no haber sido benevolentes con nosotros y compasivos con nuestros padres. El niño herido puede ser tan cruel que apuesta a dejarte toda tu vida reclamando lo que no fue.

Ahora te dejo algunas preguntas importantes para la construcción de un nuevo tú:

¿Qué imágenes tienes del dinero y las riquezas? ¿Quién eres? ¿Para qué sirves? ¿Cómo amas? ¿Eres honesto? ¿Prefieres dar o recibir? ¿Te crees eterno? ¿Encuentras sentido en lo que haces? ¿Sabes que solo se encuentra sentido a la vida cuando puedes servir a otros?

Y la pregunta del millón: ¿Cuando seas muy rico, sabrás qué hacer con el dinero?

Toma papel y lápiz para contestar. Créeme, hacer esto por puro amor a uno mismo, con objetividad, pasión y responsabilidad, puede cambiar tu vida mientras vivas.



Deja tus comentarios aquí: