Soja ¿buena o mala?

Soja ¿buena o mala?

La soja es una planta herbácea que pertenece a la familia de las leguminosas. Su fruto, parecido al frijol, es muy nutritivo. Además, de sus semillas se extrae un aceite de uso alimentario. Pero aún hoy, algunos siguen dudando sobre las bondades de su consumo.

Entre los beneficios que se adjudican a la soja, podemos decir que tiene un alto contenido de proteínas, entre dos y tres veces más que la carne. Asimismo, posee lípidos, hidratos de carbono y fibra.

Por ende, la soja se considera un alimento muy completo, que también contiene todos los aminoácidos esenciales, cantidades importantes de vitaminas A, D y E, junto a algunas del complejo B; así como minerales como potasio, fósforo, calcio, magnesio y hierro, entre otros.

Sin embargo, dicen quienes dudan de sus efectos milagrosos, la soja carece de metionina, necesaria para el buen funcionamiento del metabolismo. Por tal razón, resulta necesario complementarla con otros alimentos. Además, no resulta fácil su digestión.

Ahora bien, sin duda alguna, su componente más valioso son las isoflavonas, sustancias de acción similar a la de los estrógenos. Por ello, la soja tiene un alto valor para regular el flujo de hormonas femeninas, reduciendo los sofocos de la menopausia y la pérdida de minerales en los huesos.

Igualmente, a la soja se le atribuyen propiedades terapéuticas como la prevención del cáncer, especialmente el de próstata; mejorar dolencias cardiovasculares como la angina de pecho o el infarto; disminuir el exceso de colesterol en sangre; mejorar la osteoporosis, las alteraciones producidas por radiaciones, el cansancio, el estrés y regular la tasa de azúcar en sangre.

Además, ha mostrado buenos resultados en el alivio de los trastornos del sueño y de la inapetencia sexual.

Si se pregunta cómo consumirla, la soja germinada puede utilizarse en ensaladas, cocida con un poco de aceite en una sartén o al vapor como cualquier otra legumbre. Además, son muy conocidas las presentaciones de la soja en leche, queso o carne.

Finalmente, recuerde que los excesos siempre resultan perjudiciales para la salud, por lo que, ante cualquier duda, consulte con un médico especialista, quien podrá indicarle cuánta soja es buena para su organismo.



Deja tus comentarios aquí: