Stand Up Poetry: La poética de Leonardo

Esta semana, en el Stand Up Poetry, los invitamos a disfrutar la obra poética de Leonardo Alezonez Lau.

Luis Chacón/Editor

*****

 

 

LA MUERTE ANTES DEL INVIERNO

 

las amarras y los pájaros siempre atentos al tiempo de sequía

nuestro lento pasaje por el deambular de esta tierra

son ellos (ellos y nosotros)

volamos en pensamiento acariciando un astro

errando entre el fuego con el ala dispersa

de una caída que hirió el pecho de dios

 

detén tu paseo detente en cada pequeña capilla del camino

a orar por los ausentes y velar que sueñen

desde esa existencia de aves

para hacer agravio de su senil alarido en el viento

 

madre en mi camino te sueño tacto de axila y claroscuro

mas los pájaros si acaso déjalos también soñar

en cuanto ofrezca el cuerpo y la saliva tumorada

a la vista de otro árbol que nos recuerde a ti durante el embarazo

no hay ombligos ni limbos capaces de desanudar el polvo

no hay caricias ni higos en dulce ni trigo sembrado por la abuela

serás madre de esta sequía en mi edad primigenia

 

y del genio que vendrá a abolir su atadura

sólo quedará el mismo pájaro gorjeando sobre las cruces

las zábilas y las flores ofrecidas para los cuerpos de los dolientes

toda una descendencia las ha tirado al pie de la carretera

haciéndonos mirar la muerte antes del invierno

 

 

*****

 

 

 

LITIGIO

 

te aferras a la soledad de una cruz

a vivir flagelado

detener el tiempo en alguna parte

tendría sentido

si reclamamos como nuestra

la inmensidad

el vacío dará lugar a cosas

que otorgarían paz a quien reina dolorosamente

 

 

*****

 

 

 

BAZAR CHINO

 

al caer recuerda extender tus alas

esperando que cese el aire frío

aprovecha una cálida corriente

mientras te levante

hasta donde puedan ser parte del resplandor

la sangre de mis venas

hoy dará color a tus plumas

una flecha una mancha trata de irrumpir

más cercana al corazón

y el graznido de siempre échalo

sobre techos monocromáticos

de azules lejanías

no tendrás que estar en alto para amar

sólo necesitas algo de plástico

la euforia de un sentimiento

antes de desvanecer en la calma del oleaje

vegetando comprando un alma al volver

ir y venir sobre el sexo olvidado

como un madero viejo cuando recibe la espuma

en ese tiempo te exhibías siendo un ángel férreo

por las cumbres antiguas y llenas de óxido

apartamentos en alquiler bazares chinos los jueves

golpeabas la ventana de invierno

en busca de algo que te diera otro nombre

tal vez la mano de un niño al asomarse en la lluvia

 

 

*****

 

 

 

EL TAMARINDO

 

mi abuela me decía

ahí vienen los loros a visitar el tamarindo

fui pequeño y traté de descifrar aquella música

está el cuerpo de mi abuelo sepultado en el árbol que soy

así su cráneo bocarriba le habló de sí a los pájaros

 

entendí que yo era lo mismo que una hoguera

iluminando poca resolana

el cuerpo de mi abuelo charla con las raíces

y da higos bonitos en su aroma a mentol

 

por eso es que vienen las pájaras azules

vienen a arder en sus celos

en las pocas luces que el país de los muertos otorga

el tamarindo es un fruto de viudos

un fuego en el que arden las viejas cartas de amor

 

 

*****

 

 

 

ENTRE  CAYENAS Y PUMAS

 

como golpeada por un herrero cae la lluvia

desde el que forja metal para los dioses

puede detener las chispas una molécula de ozono

y enfriarse hasta caer en el embrujo de la naturaleza

 

este teatro donde representamos todas las adoraciones

la fiera de ojos grises

circunda la casa cuando hay enfermos

y el olor del romero y el yodo es suficiente para hacerla huir

 

cada una es un mazo cayendo una y otra vez

sobre invenciones

relojes y plumas de búho

mientras el tiempo no se da abasto

para terminarnos de hacer una hoja

con la que podamos abrir la senda

y así llegar al agua donde la vimos pescar

 

su pelambre está húmeda -tiene lagañas-

ha marcado los árboles cerca del gallinero

donde se sirve por las noches

y avanza sobre las piedras a refugiarse

no vaya a ser que hallemos a su cría

y robemos su piel para cubrirnos del temporal

 

 

*****

 

 

 

PSEUDO

 

si un poema te cansa

dile que se marche

acercó la locura de nuevo

con su risa enrarecida

otro asesino en los balcones

mirada repleta de electrodos

rechinan las piezas llenas de óxido

pero él sigue

cerca de mi mente

come de mí estando vivo

me mastica la pierna en busca de salado

trae una serpiente para jugar

gato olvida que soy una ratonera

y deja de lamerte los pelos

 

 

*****

 

 

 

MEDIODÍA

 

nadie pudo ponerle cerrojos al jardín

aunque dejó una puerta

entre nosotros la sensación

de que algo se desvanecería

mas no frente a nuestra córnea dilatada

 

hoy tengo una pizarra como cuaderno

preferible a las piedras

en que el temblor del sol me impide

cincelar algo más mío

que ese nombre gritado contra la madera

 

 

*****

 

 

 

NADIE

 

¿quién fue?

¡nadie!

así respondieron los moradores

con miedo de ser observados

por la cuadrilla de motos

el ángel de nuevo

olvidó su ala en la escalera

tengo por pintar este pesebre

no exagerar

ni fruncir la tez amarilla

de los inquilinos

con paludismo y terror

mejor un tono púrpura

que le de la paz del maíz

cuando retoña

al pequeño cubierto por la sábana

 

 

*****

 

 

 

JAURÍA

 

los mendigos son iguales en cualquier capital del mundo

niños que no tuvieron un abrazo

oliendo pegamento

esperando los frascos de pintura de uñas

culpando de su soledad a un dios que les resulta desconocido

¿quién vela por ellos en un sueño de mora y envenenados licores?

si me atrevo a cruzármelos por estas calles de la alta noche

acabaré destrozado en una pesquisa sin saber de repente

¿qué le dio tanta fuerza a estas mandíbulas de cristal

cuando llega su jauría silenciosa?

 

 

*****

 

 

 

EL VIGILANTE

 

radio mal sintonizada

un sándwich a medias

barata charcutería

dando gusto a las moscas

¿quién lo encontró?

el último disparo

que él pudo oír

quitarle el uniforme

revisar signos vitales

había pasado media hora

desde entonces

pronto se apagan

las luces del estacionamiento

ninguno de los autos valió su ida

 

 

*****

 

 

MiniBio:

©leonardo alezones lauLEONARDO ALEZONES LAU. 1983. Venezuela. Poeta y Artista Plástico, Escuela de Artes Plásticas Arturo Michelena 2002-2005. Es autor del poemario “Arcada” publicado dentro de la colección CADA DÍA UN LIBRO en el año 2008 como galardón en El Certamen Mayor De Las Letras y Las Artes Del Conac. “Amalivaca” en 2012 con Negro Sobre Blanco Editores. Actualmente trabaja con artistas de la región y alterna su obra con el periodismo cultural dentro de la Red Informativa Del Diario Negro Sobre Blanco ahora Revista Buró.

 

 

© cheikon

•••••



Deja tus comentarios aquí: