¿Sufres el síndrome de la vida ocupada?

Recientemente te comentamos que el estrés podría causar la pérdida de la memoria, por eso en Inspirulina queremos darte la dosis diaria de inspiración y tranquilidad que necesitas para que te olvides, por lo menos por unos minutos, de la vida agitada que te rodea. Lo que conocemos como síndrome de la vida ocupada es un problema que afecta a muchos hombres y mujeres en el mundo. Hoy te daremos algunas claves para que puedas reconocer si lo sufres y cómo puedes combatirlo.

¿Qué es el síndrome de la vida ocupada?

Los investigadores del CPS Research, un centro de investigación de Glasgow (Escocia), definieron este síndrome como un problema falta de concentración y memoria que suelen padecer las personas que tienen un estilo de vida agitado, múltiples ocupaciones y un bombardeo continuo de información a través de internet, televisión, radio, teléfonos y demás dispositivos móviles. ¿Te suena?

Según el portal web En Plenitud, las personas más propensas a experimentar este síndrome son aquellas que tienen más de un empleo, se encargan de las tareas del hogar, realizan varias tareas a la vez y padecen de insomnio o problemas para dormir. Si te sientes identificados con estas características, deberías echarle un vistazo a los consejos que recomienda Entre Mujeres para combatir el síndrome de la vida ocupada:
– Intenta reorganizar tu vida y no pretendas hacer más actividades de las que puedes cumplir. Haz una lista de prioridades y no te sobrecargues.
– Aprovecha los momentos de ocio y busca un momento para alcanzar la tranquilidad que tanto necesitas. Disfruta de tu té favorito, lee, escucha música, practica tus pasatiempos, haz lo que te gusta.

– Aliméntate bien. Una dieta a base de frutas y verduras brinda más energía al organismo y nos predispone a estar de mejor ánimo para encarar el día.

– Descansa. Aunque te cueste, intenta establecer una rutina de sueño. Al menos en la semana, intenta definir un horario fijo para ir a dormir. Recuerda que el sueño te permite recuperar la energía después de un día agotador.

– Cuando termine el horario de trabajo, apaga el celular y alejate del mail de vez en cuando. La carga psicológica y emocional de estar siempre alerta genera altos niveles de estrés y afecta la salud y los vínculos personales.

– Haz ejercicio físico al menos tres veces por semana. Esto te ayudará  a liberar la tensión acumulada y a generar endorfinas. Además, es ideal para cuidar la salud y mantener un buen peso.

– No te aísles. Intenta planear encuentros con amigos, ve al cine, almuerza con tu pareja. Recuerda que tu semana debe tener espacios de socialización y placer.

– Dedica tiempo a tu cuidado personal, físico y psíquico.

-Cuida tu vida sexual. Conéctate con el placer físico y con la enorme riqueza de encontrarte con otro piel a piel.

Además de todos estos tips, te recomendamos que dediques un tiempo a meditar, a practicar yoga, a hacer lo que te gusta. Baja el velocímetro de tu vida y reencuéntrate contigo mismo.



Deja tus comentarios aquí: