Una cena inolvidable de enamorados

Una cena inolvidable de enamorados

Te vamos a dar no solo la idea, sino también la forma romántica para ambientar el espacio y, además, te traemos una receta supersencilla de preparar. De esta manera podrás festejar el Día de los Enamorados sin morir en el intento.

Primero que nada, necesitas escoger un lugar romántico en tu casa. Si tienes un balcón o un espacio cerca de algún ventanal mucho mejor. Si resulta que no tienes nada de esto, la mesa del comedor o la sala estarán más que perfectas.

Para asegurar que el ambiente sea acorde a la ocasión vas a necesitar unas cuatro velitas y música romántica; si quieres puedes agregar unas flores. Si se da el caso de que no tienes velas, una lámpara con luz tenue queda como anillo al dedo, sin que esta última frase signifique que te estamos dando alguna sugerencia.

Necesitas poner a enfriar una botella de vino. Esperemos que tengas una en casa o que leas bien temprano este artículo para que tengas tiempo de ir por ella. La idea es que este momento sea de tranquilidad, armonía y disfrute, por eso hay que cuidar los detalles aunque se trate de algo sencillo.

Vamos con la receta. Como siempre vemos por las redes sociales, hay una comida que parece ser la favorita de los enamorados: la pizza. Hoy traemos una receta bien sencilla de Nury Gómez, para que puedas preparar una muy sabrosa y saludable. No te asustes, que no tienes que amasar ni nada de eso, esta es una forma fácil y rápida.

Ingredientes

  • 6 panes pita o árabes grandes o medianos.
  • 2 frascos de salsa de tomates napolitana.
  • 250 gr de jamón picadito.
  • 250 gr de queso mozzarella rallado.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Orégano en polvo.
  • 2 paquetes de rúgula.
  • Aceite de oliva.

Preparación.

Coloca los panes en bandejas refractarias, y cúbrelos con salsa de tomate. Coloca encima trocitos de jamón y queso mozzarella rallado. Espolvorea la sal, el orégano y la pimienta molida. Hornea a 400 grados por unos minutos hasta que estén calientes y doradas.

La sacas, y picas la rúgula fresca. Agrégala por encima y riega el aceite de oliva. ¡Listo! Ya tienes tus ricas pizzas de San Valentín.

El Día de los Enamorados en una fecha especial, y la excusa perfecta para pasar tiempo con tu pareja. Aprovéchalo al máximo para que siempre guardes bonitos recuerdos.



Deja tus comentarios aquí: